¿Qué sí debo hacer al cuidar mis ojos y lo que no debo hacer?

Limpiar los ojos de manera frecuente es importante, aunque debemos tener conciencia de lo que sí debemos hacer y no para no hacerles daño sin querer. 

Cuando de inflamación en los ojos se trata, las gotas de Manzanilla Sophia, estériles hechas a base de manzanilla natural, son la solución. 

Al proteger nuestro cuerpo y principalmente los ojos de malestares como irritación, cansancio o ardor, es importante tener en cuenta evitar la contaminación, la exposición prolongada a pantallas, manejar por muchas horas, desvelos y más, debido al ritmo de vida actual. Para ello las soluciones caseras no bastan y la realidad es que no suelen ser la mejor opción, por ello Manzanilla Sophia nos da algunos consejos: 

  • Lava tus ojos con agua natural: El nacimiento de las pestañas y los párpados, son las partes donde los ojos almacenan impurezas y bacterias, por ello, lo ideal es limpiarlos al menos cada tercer día con agua natural, de esta manera se eliminan partículas o sustancias ajenas. Cuando lleves a cabo la rutina de lavado, procura cuidarlos sin tallarlos,  ya que esto podría provocar laceración corneal o irritación ocular. Una vez que hayas lavado los ojos perfectamente, podrás colocar fomentos de agua tibia para de esta forma evitar que secreciones se acumulen en los ojos. Cuando del lavado de manera externa en los ojos se trata, aplicar dos gotas de Manzanilla Sophia en cada ojo, ayudará a tener un óptimo descanso. Siempre cuida que la punta del  gotero no tenga contacto con ninguna parte de tus ojos, tus dedos o superficies. 
  • Maquillaje: El maquillaje tapa los poros, desmaquillarse diariamente es importante con ello eliminamos la acumulación de impurezas, se debe retirar correctamente y no olvidarnos de las pestañas. Cuando usamos productos a base de aceite, debemos limpiar nuevamente con un algodón húmedo los ojos, esto evitará rezagos del producto. Como paso final, la Manzanilla Sophia en la rutina de limpieza diaria, es vital. 
  • ¿Té de manzanilla en los ojos? Sus antiinflamatorias, calma algunos malestares. poner gotas de té en los ojos no es lo ideal. La concentración de osmolaridad y pH de cualquier producto que se aplique directamente en los ojos, debe siempre ser vigilada por el médico. 

Las gotas oftálmicas de Manzanilla Sophia son hechas a base de manzanilla, ideales para ayudar a los ojos a tener un óptimo descanso, además de limpiarlos de impurezas e hidratarlos. Es tan segura que la puede usar toda la familia y pueden ser aplicadas las veces que sean necesarias durante el día. 

En caso de existir molestias, consulta a tu médico. 

https://www.manzanillasophia.com/

IG: @manzanillasophia

FB: @manzanillasophia

You Tube: Manzanilla Sophia

Mascarillas hechas en casa para cada tipo de piel

¿Cuál es la mascarilla para tu tipo de piel? Aquí te digo la ideal y cómo prepararla.

Lo que más tenemos ahora es tiempo y por qué no dedicarle un poco a nuestra salud en la piel, por ello tengo para ti algunas opciones de mascarillas totalmente orgánicas y que puedes preparar en casa con algunos ingredientes que tengas a la mano. 

Sólo necesitas diez minutos con un ungüento al cual se le llama mascarilla la cual se trata de una mezcla de ciertos ingredientes activos de consistencia más o menos espesa que se aplica en la piel de la cara y el cuello con el fin de limpiar, hidratar, nutrir, relajar o reafirmar la piel.

Beneficios 

  1. Hace a tu piel resistente: Las mascarillas forman sobre la piel una capa aislante que que ayuda con una congestión. El efecto es vasodilatante, aumenta la temperatura local e incrementa la hidratación de la capa córnea. Con ello, la epidermis se prepara para absorber de forma óptima los nutrientes que se le aportan.
  2. Limpian tu piel: al aumenta la sudoración, por ende la secreción sebácea se funde y es arrastrada, destapando así los orificios pilosebáceos. También desprende impurezas, las cuales son absorbidas por la propia mascarilla.
  3. Efecto revitalizador: La piel normal y sana es rosada, brillante, tersa y suave. Cuando está sin brillo, ajada, pálida o arrugada es porque experimenta algún tipo de desequilibrio y un envejecimiento prematuro a causa de los malos hábitos, la exposición a los contaminantes ambientales o el estrés.

    Si tu piel presenta alguno de estos síntomas detén ahora el deterioro y aumenta el crecimiento de células nuevas o la producción de elastina y colágeno con la ayuda y apoyo de las mascarillas. 

Cuáles mascarillas hay y para qué sirven 

  1. Hidratantes. Aportan agua a la piel dejándola suave y luminosa. Alisan y rellenan arrugas. Se pueden aplicar dos veces por semana en pieles secas y maduras o una vez por semana en pieles jóvenes y mixtas.
  2. Purificantes. Limpian en profundidad el exceso de grasa ya que las impurezas que apagan el tono de la piel e impiden la penetración de otros tratamientos. A este tipo de tratamiento se le llama también desincrustantes y su componente principal es la arcilla. Recomendables en pieles grasas y mixtas, con una frecuencia de una o dos veces a la semana. Ideales para cuando la piel tiene un aspecto áspero y apagado. A continuación se aplica un tónico ligeramente astringente y una crema facial adecuada para pieles grasas o mixtas.
  3. Relajantes. Relajan la piel y alisando las arrugas; ejercen un efecto tensor. Se aplican en los rostros cansados y es importante hacerlo en un momento de relajación. Sus principales activos son plantas relajantes como el azahar, la lavanda, la milenrama o el aceite de manzanilla.
  4. Reafirmantes. Rellenan la piel y dejan una invisible película tensora que estira y deja la piel más lisa. Contienen aceites vegetales de germen de trigo, rosa mosqueta, centella asiática o cola de caballo. Se recomienda su aplicación en pieles maduras a partir de los 40 años, una vez por semana.

Tipos de piel y mascarillas para cada caso

  1. Manzana. Es rica en mucílagos que actúan como suavizantes y humectantes. Además, aporta agua, vitamina C y potasio, mineral imprescindible en los procesos de regeneración cutánea.
  2. Azahar. La flor de azahar y su agua de destilación o su aceite esencial actúan como relajantes de los tejidos epiteliales, refrescando y suavizando la piel.
  3. Aguacate. Aporta un aceite rico en ácidos grasos esenciales monoinsaturados, vitaminas A, E y algunas del grupo B, que contribuyen a eliminar las arrugas y mantener la piel hidratada.
  4. Aceite de germen de trigo. Es la fuente más notable de vitamina E, antioxidante natural que previene el envejecimiento prematuro y regenera la piel.

Piel mixta o normal

  1. Zanahoria. Rica en carotenos, precursores de la vitamina A. Se indica especialmente en personas con problemas dermatológicos.
  2. Cítricos. El zumo de naranja o limón incorporado a cualquier mascarilla favorece la circulación sanguínea y el aporte de nutrientes a la epidermis.
  3. Aceite de almendras. Súper hidratante, nutritivo y protector. Contribuye a dar elasticidad a la piel. Apta para todo tipo de pieles excepto las de tendencia grasa.

Para piel grasa

  1. Ortiga. Preparadas en infusión convirtiéndolas en mascarilla actúan como astringente. Favorecen la eliminación de sustancias tóxicas de la piel.
  2. Bardana. En infusión, regula la secreción grasa de la piel y previene aparición de granos y espinillas.
  3. Hamamelis. Su agua ejerce un efecto astringente, cierra los poros y disminuye la secreción grasa. Así mismo favorece el riego sanguíneo y tonifica la piel.
  4. Tomillo. Como infusión, funciona como antibiótico natural y desinfectante. indicada para pieles grasas con tendencia a formar granos y espinillas infecciosos.
  5. Arcilla. Blanca o caolín absorbe las impurezas más incrustadas en los poros sebáceos y además ejerce un efecto astringente, por lo que disminuye la secreción grasa.

Para piel sensible 

  1. Manzanilla. En aceite o infusión, relajan y calman la piel. Disminuyen el enrojecimiento, la inflamación y el escozor.
  2. Malva. Por su contenido en mucílagos, hidrata a profundidad y evita que la piel pierda su contenido en agua. Además, de suavizar la piel.
  3. Avena. Indicada en casos de eccemas, dermatitis atópicas y urticaria. Incluso existen multicereales de muy buena calidad como la de marca Quaker en su versión low costs llamada, Oast.
  4. Caléndula. Su flor macerada en aceite, suaviza y mejora el enrojecimiento, la descamación, el picor y la sequedad de la piel.
  5. Aceite de jojoba. Por sus sustancias antioxidantes, se recomienda para pieles sensibles o maduras.

Receta: Mascarilla de manzanilla, avena y azahar

Para las pieles sensibles o secas:

  1. Previamente macera unas flores de manzanilla en un aceite vegetal de tu elección. El aceite de almendras es idóneo para ello.
  2. Mezcla 3 cucharadas de aceite de manzanilla con 3 de aceite de germen de trigo, medio vaso de agua de azahar y una cantidad suficiente de harina de avena para lograr la consistencia adecuada.
  3. Aplícala sobre la piel limpia.

¿Cómo aplicarlas?

De inicio deberás aplicar la mascarilla sobre el rostro limpio, con los poros abiertos. Realiza ligera exfoliación previa a la aplicación de la mascarilla, puedes echar mano de un poco de azúcar. De esta forma, la penetración de los activos resulta más fácil.

Extiende la mascarilla con un pincel o con los dedos. Forma una capa uniforme de 2 mm de espesor aproximadamente, que cubra la cara y el cuello. Evita siempre los ojos y los labios.

Una vez extendida, haz que repose. Puedes mientras hacer una ligera vaporización en tu rostro o bien entrar a la regadera y disfrutar de un baño corporal sin mojar la cara unos minutos previos a enjuagar la mascarilla.

Retira la mascarilla después de 30 o 40 minutos con una esponja húmeda o con agua templada y aplica por último un tónico para ayudar a cerrar los poros.

Por: Azenet Folch

Jengibre: Beneficios y propiedades

Todo lo que quieres saber acerca del jengibre te lo decimos acá. 

El jengibre es catalogado como un tubérculo para todo tipo de uso en la cocina. Se considera que es originario de alguna zona tropical de Extremo Oriente, su cultivo se ha extendido a casi todas las regiones tropicales del mundo. Se suele aprovechar el rizoma fresco de la planta, aunque también se puede adquirir en polvo o encurtido.

Su sabor es extremadamente fuerte, picante y un poco ácido. Por supuesto es el ingrediente favorito de la comida asiática. Además de aromatizar los guisos de arroz, las salsas agridulces, los postres,las bebidas frías y calientes, este tubérculo es considerado un remedio eficaz para el alivio de problemas intestinales, náuseas, vómitos… aparte de resultar un buen antiinflamatorio y antiséptico.

Jamaica es su principal país productor en el mundo, aunado a China, India, Nepal, Tailandia, Sri Lanka, Nigeria, Bangladesh, Filipinas.

Propiedades

Sus aceites volátiles lo convirtieron en la estrella de muchos sitios y su gastronomía, además de ello es usado como remedio natural para curar algunas enfermedades por sus sustancias fenólicas (denominadas gingeroles, shoagoles y gingeronas), enzimas proteolíticas, ácido linoleico, vitaminas (especialmente vitamina B6 y vitamina C) y minerales (calcio, magnesio, fósforo y potasio).

Beneficios a la salud

  • Para el mareo y las náuseas. Reduce los síntomas asociados al mareo. Resulta muy útil para las náuseas de las embarazadas.
  • Para el mal aliento. Una técnica oriental consiste en utilizar un pequeño trozo de jengibre encurtido con vinagre para quitar el mal aliento y refrescar la boca después de las comidas.
  • Para la digestión. Favorece la eliminación de bacterias y otros microorganismos intestinales perjudiciales. Tomar habitualmente jengibre ayuda a mejorar la composición de la flora intestinal y ayuda a evitar la aparición de putrefacciones intestinales responsables de hinchazones abdominales y meteorismo. (Recomendable acompañar de probióticos)
  • Calorífico. El jengibre puede ayudar a la sudoración y es muy útil en resfriados y gripes.
  • Tónico circulatorio. La combinación del estímulo de sudor y del torrente circulatorio induce a mover la sangre a la periferia. Esto lo hace apropiado para sabañones, hipertensión y fiebre. El jengibre también inhibe la agregación plaquetaria, por lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Antioxidante. El jengibre es rico en antioxidantes, que retrasan el proceso de envejecimiento.
  • Antiinflamatorio. Sus gingeroles, principales componentes activos del jengibre y responsables de su sabor picante, son aceites volátiles con propiedades antiinflamatorias muy potentes. Personas con artritis reumatoide experimentan alivio en su dolor e hinchazón y mejorías en su movilidad cuando consumen jengibre regularmente.
  • Anticancerígeno. Los gingeroles también pueden inhibir el crecimiento de células de cáncer colorrectal, como sugieren los resultados de diferentes estudios.
  • Actividad muscular. Presenta un alto contenido en magnesio, calcio y fósforo, minerales que participan activamente en la contracción del músculo y en la transmisión del impulso nervioso. Constituye, pues, un remedio útil para prevenir y combatir espasmos musculares y debilidad muscular.

Formas de consumo

Su extracto es consumido en dosis de 250 mg o la raíz cruda o cocida por unos 2 g.

  • Para prevenir los mareos, antes de viajar, es aconsejable tomar dos tazas de una infusión con rodajitas de jengibre fresco rallado y una cucharadita de flores de manzanilla. Se deja hervir la raíz durante 15 minutos a fuego lento, se añade la manzanilla y se deja reposar cinco minutos antes de colar.

    Para viajes largos se recomienda llevar un termo con un par de tazas más de esta tisana. También es útil masticar un trozo de raíz crudo de jengibre, pese a su fuerte sabor. Otra opción es tomarlo en forma de tintura: 10 gotas en medio vaso de agua antes de emprender el viaje.
  • Para el resto de indicaciones, también puedes tomar la infusión (hasta tres tazas diarias) o condimentar con la ralladura tanto platos salados como dulces. Para prevenir los mareos se van tomando sorbos de infusión –hasta tres vasos– a lo largo del día.

Por supuesto, debes consultar con tu médico antes de tomarlo como complemento para un tratamiento médico y corroborar con él el diagnóstico exacto sin dejar de lado que es sólo una ayuda, ya que suele producir gastritis en estómagos sensibles y está contraindicado para personas con caso de úlcera gastroduodenal y también para niños menores de 6 años.

Por: Azenet Folch

Fuera manchas de tu cara con este tratamiento contra la hiperpigmentación

Da una apariencia renovada a tu cara, atenuando las molestas manchas en el rostro.

La hiperpigmentación es una preocupación añadida a los que nos tomamos muy en serio los problemas de piel con los que tenemos que lidiar a diario, quienes nos ocupamos por la salud del órgano más grande de nuestro cuerpo.

Antes que todo, debes saber que la hiperpigmentación es una alteración en la piel que causa el oscurecimiento de un área determinada. Aunque es causada por algunas enfermedades endógenas (alteraciones hormonales, alteraciones renales, alteraciones hepáticas, etc); es común que también se presenten por algunos factores externos como:

–       Exceso de exposición al Sol

–       Uso de lociones blanqueadoras de la piel

–       Melanosis del fumador (manchas causadas por el tabaco).

–       Por la ingesta de algunos medicamentos

Es por ello que la esteticista Claudia Doncel Soler se preocupa por que recuperemos nuestro tono natural de piel, compartiéndonos una receta de productos naturales que ayudará a atenuar esas molestas manchas que añaden edad a tu rostro.


Mascarilla contra ojeras: Efectiva y natural, recomendación de Claudia Doncel Soler

Las ojeras, son las imperfecciones que más provocan la apariencia de una cara envejecida, pero hay muchas formas naturales de revertir el efecto. 

Cuando de evitar las ojeras se trata, existen remedios naturales que nos ayudan a dar una terapia que con la frecuencia de su uso nos ayude a disimularlas y mantenerlas a raya.

CAUSAS DE APARICIÓN DE OJERAS

– Las ojeras pueden producirse por la exposición del sol, aumentando la pigmentación en la piel, especialmente alrededor de los ojos.

– Incremento de la vascularidad (aumento del tamaño de los vasos sanguíneos)

– Factores hereditarios.

– Ausencia de grasa subcutánea que empeora con el paso de los años.

– Aparición de líneas de expresión en dirección horizontal, las cuales generan sombra en el párpado inferior.

– Alergias.

– La aparición de bolsas se produce por cansancio y/o falta de horas de sueño.

– Acumulación de grasa.

– Retención de líquidos.

La esteticista Claudia Doncel Soler, nos tiene como siempre y en exclusiva para Vegan Life, las mejores opciones para tratar tu cara de manera sana y profesional.


Con este frío nada mejor que los remedios naturales para el dolor de garganta 

Cuando la garganta nos duele, lo más razonable es ayudar al medicamento que el médico nos recete, con algunos remedios naturales eficaces. 

Sí, es magnífico el otoño y hay quienes incluso aplauden el frío porque les gusta, aunque para todo clima hay fans, pero la realidad es que existe a quienes no les cae tan bien las bajas temperaturas y por desgracia, nos enfermamos, aunque en la edad de oro de la medicina, nos favorece positivamente todo lo que nos prescriban y además podemos gozar de múltiples remedios que nos ayudan con ese molesto dolor. 

Debes saber que el dolor de garganta suele ser el primer síntoma de advertencia de que tenemos un horrible resfriado, aunque también pueden serlo otras dolencias más preocupantes, como la fiebre y dolor en las articulaciones.

La realidad es que podemos atajar la enfermedad por nuestra propia mano y seguir adelante con nuestras actividades. 

Para iniciar, debemos saber que descansar es el primer remedio para pasar victoriosos un resfriado. 

Otro remedio incluso corroborado por un estudio publicado en 2005 por el American Journal of Preventive Medicine) es hacer gárgaras varias veces al día con agua tibia con sal. Esto  permite que esta absorba el agua de las células de la membrana mucosa, que se encuentran inflamadas durante el constipado. La cantidad recomendada es la de media cucharada de sal por cada vaso de agua.

La miel, es otro alimento beneficioso para la garganta y no debemos hacerlo más tres veces al día ya que podemos terminar resecando las membranas mucosas, lo que conseguiría el efecto opuesto al esperado. 

Comer caramelos que se adquieren en las farmacias es otro remedio que ayuda con la inflamación y el dolor. Especialmente aquellos que contengan ingredientes refrescantes como el eucalipto o la menta. Los caramelos estimulan la producción de saliva, que contribuye a aliviar el dolor de la garganta al tragarse.

Beber líquidos, ayuda a hidratarnos. Y nada de bebidas deshidratantes o diuréticas como el café o el alcohol. Los líquidos humedecen las membranas mucosas, las bebidas calientes mejoran el efecto.

La miel es de los mejores aliados en la batalla contra la garganta dolorida, es un excelente antiséptico que ayuda a combatir las enfermedades infecciosas destruyendo los microbios que las causan y elimina la tos, por lo que tomar una o dos cucharadas lentamente, dejando que la miel repose en la parte posterior de nuestra boca, puede ser una importante defensa contra el dolor de garganta. Por el contrario, los niños menores de un año no pueden tomar dicho alimento. Bacterias como el Clostridium botulinum que provoca la aparición de botulismo entre los bebés, es una de las negativas para evitarla en menores.

Un baño caliente, es uno de los mejores remedios para calmar ese nefasto dolor. Intentar humedecerla todo lo posible, nos viene bastante bien.

Uno de los buenos alivios de la abuela, son las compresas calientes directamente en la garganta. Basta con humedecer un trapo con agua caliente (¡no demasiado!), escurrirlo y colocarlo sobre nuestra garganta para que empiece a funcionar. El calor ensancha los vasos sanguíneos y ayuda a la relajación de los músculos.

El licuado de limón, de los más sabrosos remedios y además bastante bueno. Si de úlceras se trata, el licuado de 2 limones en agua limpia, acompañado de 3 cucharadas de miel, te hará sentir un alivio inmediato. Lo único que tienes que hacer es meter los limones sin semilla en la licuadora y las cucharadas de miel los acompaña, no licues demasiado, a manera de que queden trocitos que puedas tragar perfectamente. Ahora, sin colar, bebe el brebaje lentamente y ya está. 

¡Listo! Tienes algunos buenos consejos para cuidar tu garganta cuando no te sientas bien. 

Por: Azenet Folch