Veganismo mexicano: ¿Qué dicen las estadísticas en México?

Los cambios de alimentación radicales como el veganismo en pro de la salud, el bien del planeta y la eliminación del sufrimiento animal vinieron a dar un giro a nuestra vida cotidiana en positivo y también para quienes no hacen un ápice de esfuerzo, ya que cada granito de arena que se coloque, suma. En México no es la excepción y esta filosofía impactó en gran medida. 

De acuerdo a Tradex, empresa que monta exposiciones en México, dio a conocer que en el año 2018 en la 12 edición de Gourmet Show (un evento importante de gastronomía mexicana), el 20% de los asistentes tiene una dieta vegana y vegetariana.

Por su parte, Nielsen en 2016, llevó a cabo un estudio para conocer al consumidor y reveló que que México orgullosamente podemos contarnos entre los países que poseen más personas veganas y vegetarianas de toda América Latina: el 19% son vegetarianos, el 15% flexitarianos y el 9% veganos. 

Esta situación de adoptar una dieta vegana, en México, ya se ha vuelto esperanzador, y ya sea que tengas una dieta vegetariana, vegana o flexitariana. estás haciendo de tu parte, aunque recordemos que llevar a cabo un cambio en tu alimentación es una decisión totalmente personal y no estás obligado a forzar a los demás a seguirla aunque realmente te moleste que no se preocupen por su proceder, ya que cada quien es libre de hacer lo que desee en este mundo. 

Veamos más números positivos 

La consultora Lantern elaboró en 2019 un estudio a nivel mundial llamado, “The Green Revolution”, que mencionó que: 

  • El 35% de la población en el continente europeo exactamente en el país  Español, redujo el consumo de carnes rojas y el 9.9% es vegano, hoy día. 
  • En Reino Unido, el 12% de los adultos son veganos, hablamos de unos 7.7 millones de individuos, y el 20% de la población joven entre 16 y 24 años, se han tomado muy en serio la filosofía.
  • En Alemania, el 16% de la población es vegetariana.
  • En el país de Italia, el 10% son veganos.
  • Por su parte, Portugal, posee 200,000 personas veganas, hasta 2019.

Los registros de las personas veganas datan de la Antigua Grecia y la cultura hindú. En este par de sitios, personajes decidieron dejar de lado los productos de origen animal con el fin de promover la no violencia en contra de seres vivos y sintientes.

La iniciativa promueve los principios básicos de la no violencia en contra de cualquier animal o ser viviente. Su filosofía inspira a miles de personas a seguir este camino, donde el respeto se ejerce de manera colectiva en pro de un bien común. Y tú, ¿Cómo iniciaste en el veganismo? Queremos leerte y hacer crecer nuestra comunidad con la finalidad de generar conciencia. 

El mundo vegano y el marketing: Porque del odio al amor sólo hay un paso

Con el tiempo los veganos han pasado de ser odiados a contemplados como un mercado que consume, consume mucho y a muy buen precio.

¿Has notado qué tan caro es lo que consumes como vegano? La realidad es que tal vez ya te diste cuenta que los precios de mantener una vida vegana se ponen cada vez peor. 

Pudiera ser que pagar por una filosofía de vida vale bien la pena, pero tal parece que las marcas aprovechan esto y es que el extra que deben pagar quienes son veganos es real, por ejemplo, una ensalada en un restaurante te cuesta incluso lo doble o hasta triple que un platillo común y desde que el veganismo se convirtió en tendencia, no hay quién detenga los precios a la alza de lo que se paga en consumo. 

Incluso las verduras han incrementado su costo y es que las características demográficas están cambiando de manera significativa y acelerada. El 72% de las empresas de alimentos identifica los cambios en los consumidores como un reto para el negocio. 

¿Cuánto cuesta elegir un estilo de vida más saludable?

El deterioro generalizado en la salud, provocó por una menor actividad física y una peor alimentación en las familias, en algunos mercados más desarrollados, las personas están reduciendo el consumo de carne, alimentos procesados y bebidas carbonatadas azucaradas. En países como México, se espera que el consumo de estos alimentos siga creciendo en los próximos tres años (Fitch Solutions, Latin America Food & Drink Report, 2019), aunque las nuevas tendencias en alimentación, rompen las barreras y concientizan a cada vez más seguidores. De acuerdo a la encuesta de Nielsen, el 32% de los encuestados de América Latina busca conscientemente reducir su consumo de azúcar (Nielsen, FMCG and Retail insights reports, 2016); sin embargo, entre el 75% y 95% de los productos procesados tiene azúcar añadida (Nielsen, Label insights, 2018). 

Por supuesto, son los países desarrollados, donde las personas reducen gradualmente el consumo de azúcares, gluten, lácteos, harinas refinadas y aceites vegetales hidrogenados ante el aumento de casos de desórdenes metabólicos, alergias y reacciones inflamatorias, ya sea por recomendación médica o, incluso, por prevención. 

Es claro que las marcas esperan que esta tendencia siga en aumento, es por ello que veremos cada vez a más industrias dedicar su manera de ofrecer productos a un mercado que va en ascenso aunque a un alto costo, no sólo en países desarrollados, sino también en países como México.

Una realidad es que el 80% de los líderes de las empresas en el sector alimentario y derivado, considera difícil innovar como respuesta a los gustos y necesidades del consumidor al ritmo que se requiere (EY CPR Balance Executive Survey, 2016). No obstante, vemos a marcas como Carls Junior, Burger King, KFC, .entre otras, apegarse a las tendencias de alimentación de los consumidores, aunque esto signifique que estos paguen más porque el estilo de una vida saludable es tomado más por un lujo, que por una necesidad. 

Por: Azenet Folch