Los pies son la parte del cuerpo que más descuidamos y para no variar, también es una de las partes en las cuales deberíamos poner mayor empeño para mantenerlo, sin embargo, no es así. 

Es un hecho que la salud de nuestros pies influye en nuestro bienestar y comodidad, ya que ellos cargan todo el peso de masa corporal que llevamos encima. Además de lo anterior, debes saber que muchas de las enfermedades que tenemos en los pies o podríamos adquirir, podría matarnos, es por ello que casos de cuidado como problemas en la circulación, neuropatía diabética, ardor o adormecimiento y de más, deberían causarnos alarma para acudir al médico a una revisión. También existen otras situaciones más comprometidas con asistencia médica como NO percibir una pequeña piedra en el zapato, un piquete o herida, ya que este tipo de alteraciones son capaces de provocar una ulceración que causaría una infección crónica. 

Para evitar este tipo de situaciones y mantener la salud de nuestros pies te hacemos las siguientes recomendaciones: 

1. Aseo diario: Lavate los pies, si haces un procedimiento de lavado diario, no evitarás los hongos o bacterias que podrían llevar a tus pies a padecer una infección. Usa jabón neutro y evita el uso de zacates que dañen la piel.

2. Sépalos: Basta poca humedad y oscuridad para que los hongos proliferen en los pies, es por ello que es necesario que evites contaminar otras zonas de tu cuerpo si ya tienes algún hongo en los pies. Nota: No los seques con mucha intensidad, para no dañar la piel. 

3. No utilices calcetines de material acrílico ni con elásticos ceñidos: La tensión en la piel de los pies es nefasta, evita a toda costa este tipo de material. 

4. Tobimedias ajustadas: Aunque sabes que para acelerar la circulación existen un tipo de medias que son de compresión, estas podrían cortar el flujo de sangre y, en diabetes descontrolada, cuando los niveles de glucosa están altos, se reduce la sensibilidad de la piel, lo que podría traer dificultades, ya que los pies que se visten con ropa apretada es un peligro para las personas con diabetes. 

5. Adiós a los zapatos ajustados: Si usas calzado inadecuado estás seguro de tener en cualquier momento ampollas o úlceras. Evítalos. 

6. Revisa tus pies diariamente: En caso de las personas con diabetes descontrolada, la sensibilidad disminuye y tal vez si la padeces, no sientas alguna herida en la piel y la única manera de saberlo, es revisando tus pies diariamente.

7. Utiliza talco entre los dedos: Para evitar el crecimiento de hongos y bacterias.

8. Humecta tu piel: Muchas veces las heridas comienzan con una grieta entre los dedos, es por ello que deberás cuidarlos y protegerlos también.