Veganos: ¿Qué pasaría si todos nos volviéramos veganos?

Los veganos y la filosofía que lleva salud y amor a cada rincón de este planeta se están extendiendo cada vez más, pero ¿te has preguntado qué pasaría si todo mundo se convirtiera en vegano?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) puso las cartas sobre la mesa con respecto al tema de los veganos y qué ocurriría si todo el mundo se adoptara una alimentación vegana, y es que es un hecho que el sector de la ganadería sería el “más golpeado” quienes son un hecho que viven a costa del sufrimiento animal. 

Comencemos por los números. La industria de la ganadería produce un impacto enorme en el medio ambiente, emitiendo cada año alrededor de 70 millones de toneladas de CO2 equivalente. Usualmente, este mercado es el responsable de la producción del 15% de las emisiones antropogénicas totales, superando el porcentaje de gases de efecto invernadero producidos por el entero sector del transporte.

En el caso de que el mundo entero decidiera adoptar una postura vegana por la preocupación principal del bienestar de los animales y del medioambiente, causaría un impacto innegable positivo, que a su vez, de acuerdo al  el informe publicado por el PNAS (Proceedings of National Academy of Sciences), al momento en el que el mundo entero  decidiera volverse vegetariano o vegano, las emisiones de gases de efecto invernadero emitidas durante el proceso de producción de comida disminuirían un 63%, y un 70% si el mundo se volviera vegano. Además de lo anterior, este estudio dio a conocer que la relación entre un estilo de vida vegetariano (que consiste en no comer ningún tipo de carne) y vegano (que además de no comer carne, tampoco acepta el consumo de los productos procedentes de los animales) y la salud de los individuos y concluyó que la dieta vegetariana podría evitar 7,3 millones de muertes en 2050, mientras la vegana 8,1 millones.

“Esto se explica por la disminución del consumo de carne y el aumento del de frutas y vegetales, que permitiría reducir algunos tipos de enfermedades como la diabetes, la apoplejía y la coronaria”, explicó el investigador del programa Future of Food de la Oxford Martin School Marco Springmann.

La otra cara de la moneda 

Debemos tomar en cuenta que por desgracia y para pesar del mundo vegano y vegetariano, es muy poco probable hacer una dieta vegana en cualquier rincón del mundo y es que la realidad es que algunas tierras no son aptas para el cultivo. Además de lo anterior, es necesario recalcar que  los productos animales poseen más nutrientes por caloría que los principales productos vegetales (por ejemplo arroz y cereales). De acuerdo al experto Tim Benton, quien es un profesional de la nutrición en la Universidad de Leeds, se sabe que “Si todo el mundo se volviera vegano, podría generarse una crisis sanitaria en los países en desarrollo y es que, ¿De dónde vendrían los micronutrientes necesarios?”

¿Quiénes ganan terreno, los vegetales o los animales?

En el presente, el 68% de la tierra que se usa para alimentar a la humanidad es utilizada por el ganado. A la hora de que la población entera se volviera vegetariana o vegana, se dedicaría por lo menos el 80% de esta tierra a la restauración de pastizales y bosques, lo que quiere decir que la captura del carbono ayudaría en sobremanera a aliviar el cambio climático. Aunado a lo anterior, el 20% restante de tierras utilizadas para el ganado, estarían disponibles para convertirse en cultivos para los humanos. 

Podríamos considerar que este sería un aumento pequeño de las tierras agrícolas, pero en definitiva si hacemos cuentas, esto compensa la falta del consumo de carne, ya que actualmente un tercio de la tierra utilizada para cultivos está dedicada a producir alimentos para el ganado, no para las personas.

Por supuesto, la idea de hacerse vegano parece ser una de las mejores opciones sobre todo, para el medio ambiente y sus  beneficios, aunque no para el sector ganadero que hoy en día ofrece trabajo a millones de personas y que existen ganaderías tradicionales de bajo impacto perfectamente integradas en los territorios.

En conclusión, todo parece indicar que las alternativas para las poblaciones que trabajan en este sector, podrían cambiar para bien y la industria agrónoma convertirse en un nuevo sustento para ello, pero habrá que dejar que el tiempo siga su curso y saber si la conciencia destaca en la humanidad o en definitiva, continuaremos pertenenciendo a uno y otro bando. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s