Superalimentos: Amaranto

Dentro de los superalimentos encontramos uno con las propiedades exactas para complementar una buena alimentación, el amaranto. 

Completamente perteneciente al continente Americano, el amaranto es una de las estrellas de los alimentos por pertenecer al grupo de los superalimentos que los veganos más consumen.

Historia

Por ser uno de los cultivos más antiguos de América y probablemente de la humanidad, el amaranto forma parte de la alimentación de los humanos más antigua. Se han hallado vestigios arqueológicos en tumbas de la región andina que se remontan al año 4000 a.C. Mayas, incas y aztecas dedicaron amplios territorios a su cultivo.

Son usados en las ceremonias sagradas, además los pueblos prehispánicos mezclaban el amaranto con miel y formaban figuras de deidades. Esta práctica despertó el recelo de los primeros conquistadores, que llegaron por ello a prohibir el amaranto, pero aún hoy día  lo comemos en México como un exquisito dulce al cual llamamos Alegría.

Propiedades

El amaranto es un de los 36 vegetales con mayor potencial alimenticio para la humanidad. Sus minerales y proteínas son óptimas para la alimentación en la mayoría de las dietas. Su resistencia a la sequía y su gran rendimiento agrícola, lo hacen excelente para el cultivo.

Fuente de proteína

Sus aminoácidos son esenciales para aumentar el consumo de proteínas de origen vegetal y obtener a la vez muchos otros valiosos nutrientes.

El amaranto es el rey de los cereales y pseudocereales. Ocupa una posición privilegiada: con un 13,6% aporta casi el doble de proteínas que el arroz integral y supera al trigo (11,4%), al alforfón (10%) y al mijo (10,5%), por ello es un superalimento con valor biológico, aunado a sus proteínas, ya que incluyen todos los aminoácidos esenciales (los que el organismo no es capaz de sintetizar y precisa recibir de los alimentos) en una proporción óptima para ser asimilados.

Libre de gluten 

Los hidratos de carbono en un 59%, de esta semilla, se encuentran en forma de almidón y no vienen acompañados de gluten como ocurre en otros cereales.  Además es viable para el consumo del mismo por diabéticos, ya que su índice glucémico es bajo.

Más fibra, más sano

Su contenido en fibra del amaranto es de un 6,7%, lo que lo hace superior a la mayoría de los cereales y contribuye al óptimo trabajo del tracto digestivo y al cuidado de la microbiota o flora intestinal.

¿Qué hay de los minerales?

Su riqueza en minerales y oligoelementos, lo transforma en un alimento reconstituyente. Además como su valor nutricional es alto en calcio, superior a cualquier otro cereal, aporta magnesio al cuerpo por medio de su ingesta.

En el Amaranto también se encuentra el poder del hierro, el cual es superior a las espinacas, así como también está acompañado de de cinc y selenio, los cuales estimulan el sistema inmunitario.

Contiene escualeno

Esta se trata de una sustancia grasa antioxidante con efectos protectores sobre la piel, el sistema circulatorio y los intestinos.

Quienes no son veganos la consumen por medio de suplementos desarrollados luego de la extracción de las sustancia del hígado de tiburón y se le atribuían propiedades anticancerígenas, pero el amaranto no tiene nada qué pedirle.

Beneficios del amaranto

La extraordinaria composición del amaranto se traduce en una serie de beneficios para el bienestar y la salud.

  1. Aumenta el estado físico y mental: si eres un atleta o bien, desgastas tu físico con estrés, es ideal para levantar tu ánimo. 
  2. Bajo índice glucémico: es excelente alimento para el cerebro, por sus hidratos de carbono complejos, la fibra vegetal y sus proteínas, así que si lo consumes, jamás le faltará glucosa a las neuronas de tu cerebro.
  3. Corazón saludable: el amaranto regula los niveles de colesterol sanguíneo impidiendo la reabsorción del colesterol que produce la bilis. Su nivel de grasas es más alto que la avena y además de gran calidad, principalmente poliinsaturadas. 
  4. Posee compuestos fenólicos: estos tienen un efecto antioxidante, y betasitosterol, que contribuye a disminuir el colesterol, por ello es recomendado por los expertos en la salud para los casos de hiperplasia benigna de la próstata.
  5. Huesos fuertes: el amaranto combina calcio, magnesio y fósforo, los cuales  fortalecen el sistema óseo y contribuyen a proteger frente a la osteoporosis.

¿Cómo puedo implementar el amaranto en mis recetas?

Para los expertos de la cocina, es un cereal. Ingerirlo tostado, hervido, hinchado, en forma de harina o germinado, es ideal para recetas tanto dulces como saladas.

Su sabor es acentuado por su intenso olor. Algunas personas prefieren mezclarlo con otros cereales o legumbres para suavizarlo.

Para cocerlo es necesaria una proporción de dos tazas y media de agua por una de semillas, aunque esto es solo aproximado, ya que fluctúa con la variedad.

Se cuece como el arroz, con la cazuela tapada, hasta dejar que se consuma el agua, luego de ello dejarlo reposar diez minutos y listo. 

Es un excelente snack, ya sea dulce o salado, el amaranto es el superalimento del dçia de hoy en nuestra larga lista en Vegan Life. Buen provecho. 

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s