Cuándo ir a urgencias si estoy embarazada durante la cuarentena de COVID-19

En esta cuarentena por COVID-19 uno de los temores más grandes es acudir a urgencias de un hospital mientras se está embarazada.

El estar embarazada durante esta pandemia de COVID-19, no es nada alentador para muchas mamás, por lo que te mencionaré las respuestas de algunas inquietudes cuando estás en estado. 

De entrada, no estés ansiosa mamita, comprendems tu incertidumbre perfecto aunque hay que guardar la calma ante esta situación extraordinaria que vivimos y te explico cuáles son los casos en los que sí debes de acudir al hospital y cuáles no. 

Fiebre alta y/o síntomas respiratorios

Los síntomas relacionados con el COVID-19 que debes tener en cuenta para tomar la decisión de acudir a urgencias son:

  1. Los respiratorios como falta de aire, presión en el pecho o dificultad para respirar debes acudir de inmediato al hospital y hacerlo con las máximas medidas de protección: uso de guantes y mascarilla, lentes que cubren perfectamente los ojos y guardando la distancia de seguridad, al máximo.
  2. La fiebre que deberías presentar es de más de 38 y no cesa tras tomarte por ejemplo, un paracetamol. Aunque podría sólo tratarse de una infección, es necesario acudir a la sala de urgencias, ya que la fiebre es un síntoma inequívoco de que algo anda mal y no sólo podrías ser portadora de coronavirus sino esto implica un riesgo en el embarazo.

No debería ser motivo de urgencia

Si únicamente presentas tos y fiebre de menos de 38 (sin dificultad respiratoria) y podría ayudarte que llames a tu médico de cabecera para que te de indicaciones que arriesgarte a salir de casa y mencionarlo al médico en caso de acudir a consulta ordinaria o recibirla en t domicilio.

Debes tomar en cuenta y saber de cierto que sin la realización de un test es imposible saber si estos síntomas se corresponden o no con los del coronavirus, aunque ante la duda, es mejor que tomes las medidas necesarias con la ayuda de tu médico. 

Ahora bien, en caso de que en medio de la pandemia estés de parto, lo más aconsejable es que acudas al hospital con guantes, lentes y mascarilla, más vale pecar de precauciones a que te lleves un mal rato.

Sangrado vaginal ¿Cuándo sí y cuándo no acudir al hospital?

Sí debes acudir a urgencias

Si se trata de un sangrado constante de color rojo vivo (es decir, similar a una regla normal) En este caso sí debes acudir de inmediato al hospital, sin importar en la semana de embarazo que te encuentres. 

En los casos de sangrado como el de un periodo menstrual rutinario, se trata de una hemorragia fresca que está teniendo lugar en el momento actual, por lo que es imprescindible que el médico valore el motivo.

No es motivo para ir a la sala de urgencias

  1. Si se trata de un sangrado de color marrón, similar al de los últimos días de regla, no es motivo de consulta urgente, pues este color de la sangre nos indica que no existe una hemorragia activa, sino que es un sangrado viejo.

Debes saber que este tipo de sangrado se produce como consecuencia de la expulsión del tapón mucoso o porque el cuello del útero está comenzando a dilatarse, aunque al pasar por este estado podría tardar incluso días y hasta semanas para que el parto se desencadene.

  1. Si tras una exploración ginecológica o después de haber mantenido relaciones sexuales aparecen manchas de sangre en el papel a la hora de ir al baño, así que de igual forma, no debes alarmarte. A causa de la inflamación del cuello uterino, es fácil que puedan romperse pequeñas venitas que provoquen un leve sangrado sin importancia.

¿Cuándo los dolores abdominales son causa de ir a urgencias?

Debes acudir a urgencias

  1. Si en las primeras semanas de embarazo experimentas un dolor abdominal intenso que no cesa. Este dolor no es cualquier cosa, se presenta al orinar o defecar con mayor intensidad y podría ser embarazo ectópico o extrauterino. En el dos por ciento de los embarazos, el embrión se desarrolla fuera del útero, usualmente en las trompas de Falopio y es causante de un cólico intenso en la parte baja del abdomen, inicialmente en uno de los lados.
  2. Si en cualquier momento del embarazo notas un dolor abdominal agudo y constante, que no cesa tomando un baño caliente, relajándote o recostándote sobre el lado izquierdo, es hora de acudir a urgencias, sin excepción.

No es motivo de urgencia

En el primer trimestre, cuando eres madre primeriza, podrías tener dolores en el bajo vientre similares a los menstruales. Si no van acompañados de sangrado moderado a fuerte de sangre rojo intenso o no cesen con un paracetamol, no es necesario acudir a urgencias, ya que estos pueden deberse a la distensión de los músculos abdominales.

Contracciones uterinas: ¿Cuándo es prudente ir al hospital?

Debes acudir a urgencias

  1. Sólo si en cualquier momento del embarazo el vientre se torna duro, duele y no se relaja en ningún momento; es decir, sientes una contracción muy larga, intensa, dolorosa y que no remite.
  2. También en caso de que tu embarazo tenga menos de 37 semanas y comienzas a notar contracciones regulares que no cesan, aunque no sean especialmente dolorosas. Detrás de este tipo de episodios a veces se encuentran infecciones urinarias que necesitan atención inmediata, así evitas que el parto se desencadene de manera prematura.
  3. Si tu embarazo ha llegado a término y comienzas a experimentar contracciones dolorosas, regulares (cada vez más frecuentes) y no se detienen, es momento de acudir al hospital a la sala de urgencias, ya que el proceso de parto ha comenzado sin duda.

No es motivo de urgencia

  1. De cuando en cuando podrías experimentar contracciones aisladas, aunque sean molestas, estas cesan cuando te relajas o te recuestas sobre el lado izquierdo.
  2. cuando presentas contracciones de Braxton Hicks, conocidas como “falsas contracciones”, estas son sólo preparatorias de parto y aunque en algún momento podrían ser algo molestas, no duelen, no aumentan en frecuencia ni intensidad de dolor, por lo tanto, no son motivo de consulta.
  3. Y si ya estás al final de tu embarazo y has comenzado con contracciones de parto, es preferible que esperes en casa a que sean regulares y cada vez más frecuentes. Esto indica que el parto ya ha comenzado y no puede detenerse, pero al acudir al hospital y con más razón siendo primeriza, en su mayoría las contracciones que sirven para la dilatación adecuada, podrían tardar horas desde que comienzan hasta que estés lista y además al acudir al inicio y no esperar a que sean constantes y en menor plazo de tiempo, puedes correr el riesgo de que estas se detengan al llegar al hospital.

Pérdida de líquido amniótico

Podría confundirse fácilmente la pérdida de líquido amniótico con el flujo vaginal en el embarazo. Aunque a partir del segundo trimestre, deberás estar atenta a estas señales, ya que en ocasiones podría suceder la rotura de la bolsa e inducir un parto prematuro.

Debes acudir a urgencias sólo si

  1. Estás en el final del embarazo y rompes la bolsa, pero el color del líquido es verde u oscuro y abundante, en este caso sí debes acudir al hospital de inmediato, ya que esto indica que el bebé ha hecho meconio dentro del útero y podría correr peligro.
  2. Si tu embarazo no ha llegado a término y notas tu ropa interior mojada, con un líquido acuoso que fluye lenta pero constantemente, o al realizar determinados movimientos. Atenta aquí porque este líquido no huele, pero es recomendable acudir al hospital para su valoración. En el ,caso del flujo, es más denso y filamentoso, así que hay que saber identificarlo, por otro lado, las pérdidas de orina tienen olor, así que debes agudizar tus sentidos para saber identificar cuál es cuál.

No es motivo de urgencia 

  1. Si has llegado al final del embarazo y rompes la bolsa. En este caso el líquido es clarito o rosáceo. En este caso es recomendable que te quedes en casa y esperar a que las contracciones comiencen a ser regulares.

En su mayoría el tratamiento profiláctico con antibiótico hasta comienza hasta las 12-18 horas después de haber roto la bolsa, así que podrías estar en su casa tranquila, relajándote y ultimando los detalles. Podrías estar en contacto con tu médico en el inter, mientras esperas a que el parto se desencadene.

Movimientos fetales

Sí debes acudir a urgencias en caso de

Que notes que el bebé reduce sus movimientos. Ante un descenso brusco o ausencia de movimientos fetales puedes recostarte  sobre el lado izquierdo, hidratarte abundantemente, tomar algo de azúcar y dar un masaje con tus manos al vientre. Luego de esto podrías notar mejoría, si no es así, acude a urgencias lo antes posible.

No es motivo de urgencia

  1. Si el bebé se mueven más de la cuenta. Este es un buen signo y no debes preocuparte. 
  2. Si el bebé se mueve con más dificultad, ya que esto es normal, los movimientos tienden a disminuir de manera progresiva a medida que se acerca la fecha de parto, ya que el espacio es cada vez más reducido, aunque siempre deberías notar a tu bebé en diversos momentos de día.

Síntomas de preeclampsia

Esta es una complicación del embarazo que se caracteriza por tener la presión arterial elevada. Esta condición puede llegar a ser muy grave y poner en riesgo la vida de la madre y el bebé. si aparecen los siguientes síntomas, es peligroso.

  1. Dolor de cabeza intenso que no cesa con analgesia ni técnicas de relajación
  2. Dolor en el lado derecho, debajo de las costillas o en el hombro derecho
  3. Problemas en los ojos, como visión borrosa, lucen centelleantes, ver puntos o estar sensible a la luz.

Estos síntomas podría confundirse con otras molestias y pasar desapercibidos, así que deberás estar alerta. Al llevar un historial de presión arterial alta o padecer otras complicaciones como diabetes o enfermedad en los riñones, es para estar atenta.

Otros motivos de urgencia

  1. Golpes y caídas: la mayoría de percances o accidentes que se tienen durante el embarazo no afectan al bebé. Debes tener en cuenta que ya no son los tiempos de antes y ahora estamos mejor informadas que nunca, así que está tranquila, ya que tu bebé está bien protegido dentro de la bolsa amniótica. Por otro lado, debes permanecer alerta si el golpe ha sido muy fuerte y como consecuencia de ello comienzas a manchar, perder líquido o tener contracciones. En este estadio debes acudir de inmediato a urgencias. También, lógicamente, si te has hecho un daño considerable en la caída.
  2. Los vómitos en el embarazo son totalmente normales incluso en semanas avanzadas, sobre todo el primeras y hasta el segundo trimestre. Pero cuando los vómitos son muy intensos y repetidos, pueden derivar en una pérdida importante de peso y deshidratación. Es lo que se denomina hiperémesis gravídica y requiere de atención médica urgente.

Sabemos que estás en un estadio de nerviosismo constante, pero la relajación te serviría para mejorara el estrés, toma en cuenta esta guía que espero te sirva de mucho y ten siempre a la mano el contacto de un médico de tu confianza que pueda llevar de la mano tus dudas. Buena suerte. 

Para cualquier duda y sospecha con respecto al COVID-19, es necesario que te comuniques al teléfono de LOCATEL: 3090 0500

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s