Lee apropiadamente las etiquetas de los alimentos que consumes aquí te decimos cómo

Evita las sustancias químicas que perjudican a tu cuerpo con estos consejos 

Con la nueva ley de etiquetados en alimentos procesados, México se unió a las normas en la mayoría del mundo como lo es la de EE.UU y su forma de etiquetado en los alimentos. En el caso de nuestro país, la norma obligó a las empresas de alimentos y bebidas a incluir un etiquetado frontal más informativo en el que adviertan del alto contenido de sodio, azúcares y grasas, aunque el problema es que no todo el mundo las sabe leer, es por ello que aquí te digo cómo. 

Hablemos de las etiquetas en general de los productos que llegan a nuestra mesa

Especificaciones como fecha de consumo recomendado o de caducidad, cantidad de producto que contiene el envase, la lista de ingredientes (en orden de peso decreciente) y el nombre y la dirección del fabricante, son necesarias para la adecuada forma de etiquetar un producto, a ello se suma el valor energético en calorías, las cantidades de grasas (especificando las saturadas), hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal por cada 100 g o 100 ml de producto. Aunado a ello, si el producto contiene algún alergeno o nutrientes específicos como, hierro o vitamina C, por ejemplo y se debe indicar la cantidad, demás del porcentaje que representa de la dosis diaria recomendada.

La aprobación de esta ley en México fue dada por la Cámara de Diputados a inicios de octubre, ahora solo falta que el Ejecutivo promulgue la norma y se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Con esta medida México se convierte en el cuarto país en Latinoamérica en aprobar esta medida. Hasta ahora, solo Chile, Uruguay y Perú son las naciones de la región que han adoptado este tipo de etiquetado, pero no hablemos sólo de los envasados en México, ya que con la globalización, los productos que llegan a nuestro hogar son de muchas partes del mundo y es necesario que sepas a groso modo, qué es lo que debes verificar de ellos.

Ahora bien, seguramente te haces muchas preguntas en cuanto a qué significa cada cosa puesta en las etiquetas y es por eso que resolvemos si no todas tus dudas al respecto, sí, las más frecuentes:

¿QUÉ INDICA EL ORDEN DE INGREDIENTES?

El primero es el que más peso tiene en el producto y el último, el que menos. A falta de saber la cantidad o proporción exacta, esto ofrece una pista. Un ejemplo de ello es que el contenido energético y nutritivo, que es preferible que el azúcar aparece al último.

¿TODOS LOS INGREDIENTES APARECEN EN LA LISTA?

No, algunas sustancias que no llegan al 2% del peso del producto se excluyen, excepto los aditivos de declaración obligatoria y los alérgenos. Cuidado aquí porque los residuos de plaguicidas, mohos y aditivos utilizados antes de la elaboración final del producto, no son muchas veces mencionados.

¿FIGURA EL ORIGEN DE LAS MATERIAS PRIMAS?

En los productos envasados, sólo es obligatorio declarar el país de origen de los ingredientes principales cuando no sea el mismo que el del producto. En el caso de las frutas y hortalizas frescas sin envasar, la carne de vacuno, la miel y el aceite de oliva siempre es obligatorio declarar el origen.

GRASAS INDICADAS EN LAS ETIQUETAS

Al indicar la proporción de ácidos grasos (saturados, poliinsaturados y monoinsaturados) por lo regular, los primeros no dominan en las etiquetas y es que es a conveniencia del vendedor, ya que sería un problema que el consumidor se diera cuenta a primera vista de las grasas saturadas que podría ingerir en primera instancia. También los trans, presentes en productos con grasas parcialmente hidrogenadas y asociados a un mayor riesgo cardiovascular.

¿SE DECLARAN LOS ALÉRGENOS?

Se debe informar de cualquier ingrediente incluido en las 14 categorías de alimentos potencialmente más alergénicos y destacarlo con letras cursivas o negritas. Sin embargo, evitar estos ingredientes no excluye la posibilidad de una reacción, hayamos consumido los ingredientes de ese alimento envasado o no, anteriormente, que puede producirse casi con cualquier sustancia y en cualquier momento.

ADITIVOS QUE HAY QUE EVITAR

La lista de aditivos que presentan algún problema es larga. Como norma, conviene evitar los alimentos con más de tres o cuatro códigos E o ingredientes que no se reconozcan. Otra regla es evitar la centena de los E100 (colorantes), la de los E200 (conservantes) y la de los E900 (edulcorantes).

¿QUÉ INDICA “NANO” JUNTO A UN COMPONENTE?

Estas se tratan de algunas sustancias que se teme puedan provocar algún efecto secundario, pues ellas contienen partículas diminutas que pueden filtrarse a través de los tejidos corporales.

TRANSGÉNICOS: ¿QUÉ SON Y CÓMO SABER CUANDO EXISTEN?

Es obligatorio declarar el origen transgénico de los ingredientes, aunque los fabricantes podrían colarlos sin anunciarse a través de derivados, como lecitinas, almidones, grasas y sobre todo aditivos.

¿CÓDIGO DE RECICLAJE EN EL ENVASE?

Todo envase de plástico lleva su código de reciclaje. Es un hecho y en su mayoría sabemos que no hay que calentar la comida en envases de plástico y en el recipiente lo mencionan como es el caso de ciertas sopas que vienen en un vaso de unicel y al contacto con las microondas, podrían liberar sustancias al contenido. Conviene especialmente evitar el triángulo con los números 7 (puede ser policarbonato, que libera bisfenol A) y 3 (PVC, con ftalatos).

Listo, no hay manera en la que te equivoques ahora que sabes de cierto algunas cosas que suceden con la información de los envases alimenticios. Esperamos te sirva de mucho. 

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s