Jengibre: Beneficios y propiedades

Todo lo que quieres saber acerca del jengibre te lo decimos acá. 

El jengibre es catalogado como un tubérculo para todo tipo de uso en la cocina. Se considera que es originario de alguna zona tropical de Extremo Oriente, su cultivo se ha extendido a casi todas las regiones tropicales del mundo. Se suele aprovechar el rizoma fresco de la planta, aunque también se puede adquirir en polvo o encurtido.

Su sabor es extremadamente fuerte, picante y un poco ácido. Por supuesto es el ingrediente favorito de la comida asiática. Además de aromatizar los guisos de arroz, las salsas agridulces, los postres,las bebidas frías y calientes, este tubérculo es considerado un remedio eficaz para el alivio de problemas intestinales, náuseas, vómitos… aparte de resultar un buen antiinflamatorio y antiséptico.

Jamaica es su principal país productor en el mundo, aunado a China, India, Nepal, Tailandia, Sri Lanka, Nigeria, Bangladesh, Filipinas.

Propiedades

Sus aceites volátiles lo convirtieron en la estrella de muchos sitios y su gastronomía, además de ello es usado como remedio natural para curar algunas enfermedades por sus sustancias fenólicas (denominadas gingeroles, shoagoles y gingeronas), enzimas proteolíticas, ácido linoleico, vitaminas (especialmente vitamina B6 y vitamina C) y minerales (calcio, magnesio, fósforo y potasio).

Beneficios a la salud

  • Para el mareo y las náuseas. Reduce los síntomas asociados al mareo. Resulta muy útil para las náuseas de las embarazadas.
  • Para el mal aliento. Una técnica oriental consiste en utilizar un pequeño trozo de jengibre encurtido con vinagre para quitar el mal aliento y refrescar la boca después de las comidas.
  • Para la digestión. Favorece la eliminación de bacterias y otros microorganismos intestinales perjudiciales. Tomar habitualmente jengibre ayuda a mejorar la composición de la flora intestinal y ayuda a evitar la aparición de putrefacciones intestinales responsables de hinchazones abdominales y meteorismo. (Recomendable acompañar de probióticos)
  • Calorífico. El jengibre puede ayudar a la sudoración y es muy útil en resfriados y gripes.
  • Tónico circulatorio. La combinación del estímulo de sudor y del torrente circulatorio induce a mover la sangre a la periferia. Esto lo hace apropiado para sabañones, hipertensión y fiebre. El jengibre también inhibe la agregación plaquetaria, por lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Antioxidante. El jengibre es rico en antioxidantes, que retrasan el proceso de envejecimiento.
  • Antiinflamatorio. Sus gingeroles, principales componentes activos del jengibre y responsables de su sabor picante, son aceites volátiles con propiedades antiinflamatorias muy potentes. Personas con artritis reumatoide experimentan alivio en su dolor e hinchazón y mejorías en su movilidad cuando consumen jengibre regularmente.
  • Anticancerígeno. Los gingeroles también pueden inhibir el crecimiento de células de cáncer colorrectal, como sugieren los resultados de diferentes estudios.
  • Actividad muscular. Presenta un alto contenido en magnesio, calcio y fósforo, minerales que participan activamente en la contracción del músculo y en la transmisión del impulso nervioso. Constituye, pues, un remedio útil para prevenir y combatir espasmos musculares y debilidad muscular.

Formas de consumo

Su extracto es consumido en dosis de 250 mg o la raíz cruda o cocida por unos 2 g.

  • Para prevenir los mareos, antes de viajar, es aconsejable tomar dos tazas de una infusión con rodajitas de jengibre fresco rallado y una cucharadita de flores de manzanilla. Se deja hervir la raíz durante 15 minutos a fuego lento, se añade la manzanilla y se deja reposar cinco minutos antes de colar.

    Para viajes largos se recomienda llevar un termo con un par de tazas más de esta tisana. También es útil masticar un trozo de raíz crudo de jengibre, pese a su fuerte sabor. Otra opción es tomarlo en forma de tintura: 10 gotas en medio vaso de agua antes de emprender el viaje.
  • Para el resto de indicaciones, también puedes tomar la infusión (hasta tres tazas diarias) o condimentar con la ralladura tanto platos salados como dulces. Para prevenir los mareos se van tomando sorbos de infusión –hasta tres vasos– a lo largo del día.

Por supuesto, debes consultar con tu médico antes de tomarlo como complemento para un tratamiento médico y corroborar con él el diagnóstico exacto sin dejar de lado que es sólo una ayuda, ya que suele producir gastritis en estómagos sensibles y está contraindicado para personas con caso de úlcera gastroduodenal y también para niños menores de 6 años.

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s