Medicina Germánica: vínculo entre la psique y la enfermedad (cáncer)

A raíz de un suceso traumático el Dr. Ryke Geerd Hamer, de origen alemán, desarrolla cáncer testicular momento crucial en el que todos sus conocimientos son enfocados en encontrar la causa más allá de lo orgánico en lo subjetivo inconsciente que pre determina el estado óptimo de salud para cada organismo humano. Lo que descubrió en su búsqueda por respuestas, es la base que dio origen a la conocida “Medicina Germánica”.

Tema de debate internacional entre médicos alópatas vs médicos alternativos: la efectividad de tratamientos ante padecimientos de gran desventura como es el caso de todos los tipos de cáncer. En palabras del Dr. Hamer toda enfermedad proviene de un conflicto previo no asimilado por el sistema inmunológico, el cuál paraliza y confronta no sólo las emociones del individuo, sino que compromete el funcionamiento óptimo a grados letales de auto degeneración y destrucción.

Su testimonio es impresionante pues a raíz del fallecimiento de su hijo en Italia, el Dr. Hamer desarrolla un cuadro cancerígeno testicular que le lleva a pensar que la impresionante coincidencia es más que eso, una manera en la que su mente se manifiesta por medio de la enfermedad; de ahí en adelante y contra todo pronóstico el Dr. Hamer decide investigar una serie de casos con pacientes de cáncer y analizar si en cada uno de ellos hay antecedentes previos de sucesos conflictivos que pudieran dar origen a una manifestación orgánica de tal magnitud destructiva.

Sin embargo, no todo el camino ha sido de rosas, al contrario se le ha revocado la licencia médica y acusado de mala praxis y estafador además de haber sido encarcelado por proclamar y alentar a pacientes con cáncer a abandonar el sistema tradicional agresivo de curación médica alópata que en muchos casos alivia menos cavando otras partes del mismo funcionamiento del cuerpo. Incluso su lucha no sólo le ha costado la licencia médica, el prestigio ni su libertad, pues hay quienes le tachan de loco desquiciado al acusarlo de conspirador contra cierto grupo de magnates judíos de quienes afirma utilizan toda información y conocimiento de salud para “controlar” la vida y muerte de la población mundial aunque a modo reciproco el mismo ha sido señalado por varios países Europeos de chantajista y mentiroso embaucador de un sistema no autorizado ni probado por las autoridades médicas de ningún tipo. Actualmente este tipo de conocimiento se ha mantenido a flote gracias a que cierto número de personas hallan en su teoría respuestas prácticas y profundas con las que se sienten complementados al investigar el origen de sus padecimientos, es por ello que en ciertos grupos naturales, holísticos y espirituales se mantiene viva la llama de este conocimiento vetado dentro de los regímenes estrictos de la medicina convencional.

Fundamentos de la Medicina Germánica:

Se encuentran sustentadas en las llamadas “5 leyes biológicas”:

  • Ley de Hierro, las enfermedades graves serían consecuencia de un acontecimiento vital traumático, agudo y experimentado en soledad. Esto provocaría un “conflicto biológico” que se podría localizar en el cerebro.
  • Ley de carácter Bifásico, tras el primer evento, llamado “enfermedad fría” y que se manifestaría con signos de origen simpático, el afectado que lograse resolverlo entraría en la segunda fase de curación, con predominio de signos del sistema nervioso parasimpático, manifestados como una enfermedad que Hamer denomina “enfermedad caliente”, de tipo reumático, infeccioso o alérgico. En esta segunda fase el “conflicto biológico” se manifestaría en forma de edema y ocasionalmente con la proliferación de células de la glía. Según esto un tumor sería un signo de que el conflicto está en proceso de curación.
  • Ley de sistema ontogenético, explica el modo en que el cerebro envía las señales adecuadas entre los tejidos y conexiones para atacar o resolver el conflicto en los diferentes niveles en que se desarrollan dentro del organismo cuya manifestación orgánica es visible en forma de síntomas como alergias, edemas, supresión del sistema inmunológico, etc.
  • Ley de patógenos, según está ley las bacterias y virus no serían el enemigo a vencer, sino simples instrumentos que al encontrar un sistema inmune debilitado encuentran un huésped donde instalarse bajo su forma de vida, fungiendo de parásitos ante el organismo que colonizan.
  • Ley quinta esencia, “La cura será siempre la resolución del conflicto”, en el cuál al desenvolver el cauce o nudo en automático el sistema inmune se fortalece ante la presencia de bacterias, virus y demás patógenos.

En resumen, lo anterior citado se refiere a que toda enfermedad desde alergias hasta padecimientos terminales tiene un origen interno que parte de lo emocional hasta lo espiritual, concepto que no es aceptado por la mayoría de médicos y que sin dar en exceso crédito al Dr. Hamer, puede que después de todo no esté mal en su planteamiento pues antiguamente se creía que toda enfermedad tenía una base en el alma del individuo, llámese de origen genealógico o adquirido en vida y heredado a las futuras generaciones si ese conflicto no era resuelto durante el tiempo de vida del individuo que vivió el suceso traumático.

Lileth Gazelle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s