El mundo vegano y el marketing: Porque del odio al amor sólo hay un paso

Con el tiempo los veganos han pasado de ser odiados a contemplados como un mercado que consume, consume mucho y a muy buen precio.

¿Has notado qué tan caro es lo que consumes como vegano? La realidad es que tal vez ya te diste cuenta que los precios de mantener una vida vegana se ponen cada vez peor. 

Pudiera ser que pagar por una filosofía de vida vale bien la pena, pero tal parece que las marcas aprovechan esto y es que el extra que deben pagar quienes son veganos es real, por ejemplo, una ensalada en un restaurante te cuesta incluso lo doble o hasta triple que un platillo común y desde que el veganismo se convirtió en tendencia, no hay quién detenga los precios a la alza de lo que se paga en consumo. 

Incluso las verduras han incrementado su costo y es que las características demográficas están cambiando de manera significativa y acelerada. El 72% de las empresas de alimentos identifica los cambios en los consumidores como un reto para el negocio. 

¿Cuánto cuesta elegir un estilo de vida más saludable?

El deterioro generalizado en la salud, provocó por una menor actividad física y una peor alimentación en las familias, en algunos mercados más desarrollados, las personas están reduciendo el consumo de carne, alimentos procesados y bebidas carbonatadas azucaradas. En países como México, se espera que el consumo de estos alimentos siga creciendo en los próximos tres años (Fitch Solutions, Latin America Food & Drink Report, 2019), aunque las nuevas tendencias en alimentación, rompen las barreras y concientizan a cada vez más seguidores. De acuerdo a la encuesta de Nielsen, el 32% de los encuestados de América Latina busca conscientemente reducir su consumo de azúcar (Nielsen, FMCG and Retail insights reports, 2016); sin embargo, entre el 75% y 95% de los productos procesados tiene azúcar añadida (Nielsen, Label insights, 2018). 

Por supuesto, son los países desarrollados, donde las personas reducen gradualmente el consumo de azúcares, gluten, lácteos, harinas refinadas y aceites vegetales hidrogenados ante el aumento de casos de desórdenes metabólicos, alergias y reacciones inflamatorias, ya sea por recomendación médica o, incluso, por prevención. 

Es claro que las marcas esperan que esta tendencia siga en aumento, es por ello que veremos cada vez a más industrias dedicar su manera de ofrecer productos a un mercado que va en ascenso aunque a un alto costo, no sólo en países desarrollados, sino también en países como México.

Una realidad es que el 80% de los líderes de las empresas en el sector alimentario y derivado, considera difícil innovar como respuesta a los gustos y necesidades del consumidor al ritmo que se requiere (EY CPR Balance Executive Survey, 2016). No obstante, vemos a marcas como Carls Junior, Burger King, KFC, .entre otras, apegarse a las tendencias de alimentación de los consumidores, aunque esto signifique que estos paguen más porque el estilo de una vida saludable es tomado más por un lujo, que por una necesidad. 

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s