La moringa: ¿nueva esperanza?

Son múltiples sus posibles beneficios para el ser humano.

Proveniente de la India o Pakistán, la “Moringa oleífera” -que es el nombre científico- o simplemente moringa está aumentando día a día su fama por doquier; y no sólo eso, sino su consumo es cada vez mayor. Lo puedes hacer en té, saborearlo en comidas esparciendo ese producto natural en polvo, en aceite e incluso sus semillas (del tamaño de un cacahuate) pueden ser tostadas.

A pesar de que los estudios del “Árbol de la vida” -como también se le suele conocer- aún no son concluyentes, anotan los investigadores científicos, una cosa es verdad: son múltiples sus posibles beneficios para el ser humano.

El árbol de moringa se ha aclimatado perfectamente al suelo mexicano; su crecimiento y desarrollo en poco tiempo lleva a que ese árbol en un año logre una altura de cuando menos unos cinco o seis metros y sus ramas se esparzan a sus anchas, por lo que bien se puede observar sus hojas verdes y al cabo del tiempo su fruto, del cual se extraen sus semillas.

La bondad de este árbol es ver su reproducción; siempre verde. Una advertencia: Debe tener espacio y estar alejado de la banqueta, porque es un árbol tan fuerte que al desarrollarse rompe el cemento o quiebra la pared. Así que debes tener cuidado si es que deseas tenerlo en tu jardín.

Sus beneficios:

1.- ¿Padeces de diabetes? Prueba la moringa, pues se ha demostrado que contiene un tipo de ácido -el clorogénico- del que se asegura auxilia a mantener equilibrados los niveles de azúcar en la sangre.

2.- ¿Colesterol? Sin duda está viviendo un  riesgo de enfermedades del corazón. La moringa puede ayudarte a reducir el colesterol. Claro también consumiendo vegetales como las semillas de lino, almendras y avena.

3.- ¿Hemorroides? Al consumir moringa estará mejorando la circulación de la sangre, lo cual provoca un efecto vasodilatador.

4.- ¿Registras anemia? Está comprobado que la moringa contiene vitaminas y minerales -que incluye hierro y la vitamina B-12-. Como se sabe, la anemia aparece por la falta de hierro. En el mercado existe una moringa enriquecida con histidina y glicina.

5.- La moringa se nutre de antioxidantes y compuestos antiinflamatorios. Según los científicos, la moringa abarca una mezcla  aminoácidos esenciales, fitonutrientes, antioxidantes y antibacterianos naturales. De hecho, de las hojas de la moringa destacan varios compuestos antienvejecimiento que bajan los efectos del estrés y la inflamación.

6.- La moringa es muy recomendable para las personas de la tercera edad, porque al consumirla los hará más inmunes a ciertas enfermedades que registran a su edad. Claro que no es que aparezca como un milagro al primer sorbo de un té de moringa, pero su consumo regular hará que su cuerpo de fortalezca.

¿Cómo consumirla?

  1. Como té, ya sea hirviendo las hojas o en infusión; b) En polvo (moliendo las hojas) y esparciéndolas en los platillos; c) En cápsulas, y; d) el aceite de semillas de moringa que sirve para el cuidado de la piel y del cabello.

Y debes recordar: todo con medida. Su consumo excesivo puede perjudicar. Hay quienes recomiendan beber té de moringa cada tercer día y otros toda una semana y dejar de hacer las siguientes dos; y lo mismo con las otras presentaciones. Es cosa, de que primero el estómago y cuerpo se acostumbren.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s