Tu inteligencia podría estar comprometida sin un especialista que regule tu dieta vegana

Adiós inteligencia si quienes llevan una dieta vegana no consultan con un especialista la manera en la que comen. 

Es una realidad que marcará la vida de un gran número de personas. Una dieta vegana inmiscuye muchos factores que debes cuidar, entre ellos la relación con la comida y la manera de llevarla al cuerpo. Recuerda que aunque exista un sin fin de información en la web, consultar a un especialista, en persona, podría salvarte incluso la vida. 

Una dieta vegana carece de varios nutrientes como es bien sabido, los más importantes son vitales para el cerebro. Una realidad es que la idea de que evitar la carne es mala para nuestro cerebro tiene sentido desde lo intuitivo. 

Desde hace años, desconocemos en su mayoría qué era lo que los seres humanos comían. Con el tiempo, los antropólogos han discutido acerca de lo que comieron nuestros antepasados durante décadas. Muchos piensan que masticaron muchos huesos y se sorbieron cerebros, acompañando de esta manera la evolución del órgano que nos hace ser quienes somos. Por otro lado, algunos incluso han llegado a decir que el consumo de carne es lo que nos hizo humanos.

Por su parte, el cerebro es el órgano que más consume nutrientes, el 20% de nuestras calorías diarias se va hacia el interior de nuestro cráneo y a su vez, el cerebro representa el 2% de nuestro peso corporal, por ende, necesita una enorme variedad de grasas, aminoácidos, vitaminas y minerales.

Todos los días leemos por allí a quienes escriben con orgullo o lo mencionan con burla que los humanos cazaban Mamuts, que eran carnívoros y hoy somos unos blandengues, aunque la realidad es que de acuerdo a las últimas estadísticas, hay alrededor de 375 millones de vegetarianos en el planeta y la cuenta crece cada vez más. Los veganos dejaron de ser los estigmatizados hippies que incluso no podían sentarse a la mesa del resto de la familia a la hora de comer y es que tan sólo en Estados Unidos creció un 600% entre 2014 y 2017. Aunque en países como en India, han vivido con esta filosofía, desde el siglo VI a.C.

Es una realidad que aún, no todo es miel sobre hojuelas para quienes deciden cambiar su forma de comer y es que por desgracia hay quienes lo hacen de manera tajante y sin ayuda profesional, dando así pie a una brecha de nutrición en la que los titulares de personas que fallaron en la transición, alarman al resto de la población que ve con ojos juzgones la manera en la que otros lleva su vida y por supuesto, esperan con ansias un error. 

Es un hecho y está avalado por la ciencia; en 2016, la Sociedad Alemana de Nutrición afirmó categóricamente que, para niños, mujeres embarazadas o lactantes y adolescentes, no se recomiendan las dietas veganas y esta misma investigación tuvo una nueva revisión en 2018 que continuó en pie con la misma premisa. Incluso en Bélgica, forzar a tus hijos a comer una dieta vegana puede llevarte a pasar tiempo en prisión y estamos hablando de un país de Primer Mundo, donde se preocupan por una vida integral en sus ciudadanos y se lo toman muy en serio. 

Por desgracia y por mucho que se diga que dejar de comer carne afecta directamente al cerebro, no existen resultados contundentes en los que se haya estudiado a un par de grupos de personas en los que uno dejara de comer carne y el otro no por un cierto tiempo y nos mostrara en realidad, qué es lo que pasa con él y en qué afecta directamente o beneficia. 

La única investigación que se acerca a la hipótesis mencionada anteriormente, se llevó a cabo en 555 escolares en Kenia. Ellos fueron alimentados con uno de tres tipos diferentes de sopa con carne, con leche o con aceite o no recibieron sopa, durante siete períodos escolares. Luego de esto, fueron examinados antes y después, para ver cómo se comparaba su inteligencia.

Debido a sus circunstancias económicas, la mayoría de los niños eran vegetarianos de facto al comienzo del estudio.

Sorprendentemente, los niños que recibieron la sopa que contenía carne cada día parecían tener una ventaja significativa.

Al final del estudio, superaron a todos los demás niños en una prueba de razonamiento no verbal.

Junto con los niños que recibieron sopa con aceite, también fueron los mejores en una prueba de habilidad aritmética.

Por desgracia, lo anterior, no nos dice mucho, necesitaríamos más bases en las cuáles sentar resultados contundentes que nos muestren la realidad del consumo de carne en la dieta, lo que sí es una verdad, es que muchos de quienes dan el salto a la vida vegana, lo hacen sin la vigilancia activa de un médico o nutriólogo que les conduzca por un buen camino donde no exista un hueco en los nutrientes de su dieta diaria para no afectar a sus cuerpos. 

Tan sólo imagina, hay varios nutrientes cerebrales importantes que simplemente no existen en plantas u hongos de una dieta estrictamente vegana como la creatina, carnosina, taurina, EPA y DHA omega-3 (el tercer tipo se puede encontrar en las plantas), el hierro hemo y las vitaminas B12 y D3 generalmente solo se encuentran naturalmente en alimentos derivados de productos animales, aunque pueden sintetizarse en el laboratorio o ser extraídos de fuentes no animales como algas, bacterias o líquenes y agregado a suplementos. El problema con ello, es que cuando es extraído de las mencionadas algas, carecen del elemento que hace que se fije en el cuerpo humano y entonces consumirlos de manera artificial sin una guía, no tiene sentido. 

Es por esta razón que al abrazar el veganismo o vegetarianismo o la corriente alimenticia a la que le tengas aprecio, es necesario acudir con un especialista que te encamine a hacer de ello una experiencia que te haga incluso verte tan bien y sentirte mejor, que no haya duda alguna de que fue la mejor decisión que tomaste en tu vida.

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s