¿Fumas? Los niños cerca de ti podrían tener graves consecuencias

Cuatro de cada diez niños con crisis asmática en un hospital son fumadores pasivos y sus síntomas son más graves, esto, de acuerdo a reciente estudio.

El estudio se llama “Impacto del tabaquismo pasivo en la función pulmonar y gravedad del asma en la población pediátrica”. Dicho estudio fue llevado a cabo por el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

En él se menciona que cuatro de cada diez niños ingresados en un hospital por una crisis asmática son fumadores pasivos y presentan síntomas más graves que los pacientes asmáticos ingresados que no están expuestos al humo del tabaco.

Quién no tiene un fumador en la familia que no respete los límites de la restricción al visitar alguna casa de la misma en la que haya un niño. O peor aún, el fumador vive con el niño el cual es automáticamente fumador pasivo. Esta es una realidad que perjudica enormemente la salud de los pequeños. Por ello, es importante que los padres tomemos conciencia de esta alarmante realidad, y permitamos a nuestros hijos crecer libres de humos.

Seguro has escuchado de los fumadores pasivos. Pues la OMS alertó del grave impacto para la salud que supone el tabaquismo, especialmente para los niños, quienes se convierten en fumadores pasivos al vivir en hogares contaminados por el humo del tabaco. 

De acuerdo a los datos de la AEP, la mitad de los niños convive con adultos fumadores y en su mayoría con afecciones de asma, ya que el humo del tabaco se convierte en un problema de contaminación ambiental en su existencia. 

De acuerdo al estudio realizado por el Hospital Gregorio Marañón, el 41% de los niños ingresados por crisis asmática son fumadores pasivos (6% hijos de madre fumadora, 14% hijos de padre fumador, 19% hijo de ambos progenitores fumadores y 2% de niños con otros familiares fumadores), y presentan peores síntomas que los niños asmáticos que no conviven con fumadores:

  • Menor saturación de oxígeno en el momento del ingreso
  • Mayor puntuación en la escala de gravedad de crisis asmática
  • Peores parámetros de función pulmonar
  • Más visitas a Urgencias en los tres meses previos al ingreso
  • Más casos previos de bronquiolitis (68% de niños fumadores pasivos, frente a 56% de niños no fumadores pasivos) o broncoespasmo
  • Mayor alteración de la función pulmonar en los dos meses siguientes al episodio agudo

Las crisis asmáticas eran más graves cuando el padre era fumador, respecto a la madre, aunque esto podría deberse a factores diferenciales entre progenitores como la cantidad de cigarrillos que se fuman o el tipo de tabaco.

“La hiperreactividad bronquial de los niños asmáticos hace que sean más vulnerables a contaminantes ambientales como el humo del tabaco, ya que aumenta la inflamación en la vía aérea, la secreción bronquial y la limitación al flujo aéreo” – afirman los profesional que han participado en el estudio.

Este estudio fue publicado en la revista científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Toráctica (SEPAR), “Archivos de Bronconeumología”, se ha llevado a cabo con niños de entre cuatro a 16 años que en algún momento precisaron de ingreso por crisis asmática en el Hospital Gregorio Marañón, durante los años 2011 a 2015. En total se han estudiado a 365 pacientes, con una media de edad de cinco años y cuatro días de ingreso hospitalario.

Por su naturaleza de carácter retrospectivo en el estudio, no se han estudiado los datos sobre la cantidad de cigarrillos o número de veces que fuman los padres en casa. Tampoco se analizaron los valores de nicotina en orina.

Es un hecho que fumar cerca de niños donde el humo sea inhalado por ellos, los predispone a desarrollar asma, entre otras enfermedades verdaderamente graves. Así mismo fumar durante el embarazo, complica al infante cuando nace con infecciones respiratorias pulmonares durante los dos primeros años de vida y lo coloca en un mayor riesgo de padecer asma. 

Para concluir, no es nuevo saber que al nacer, los menores están expuestos de igual forma a una diversidad de enfermedades por la cantidad de toxinas de las toxinas que se transmiten por el aire a consecuencia del tabaco. Las medidas preventivas están allí, sólo debemos ser capaces de tomarlas en cuenta para no perjudicar a terceros cuando consumimos drogas legales. 

Fuente: Bebes y más.

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s