Recibe de los Alquimistas Reyes Magos el incienso, la mirra y el oro espiritual 2020.

A unos días del solsticio de invierno, renovar nuestra energía espiritual es un acto de renacimiento necesario para continuar nuestro destino dentro de esta escalada en espiral llamada vida.

La trillada frase “año nuevo, vida nueva” encierra entre sus delimitadas letras una verdad alquímica de la que poco somos conscientes. Me refiero a los ciclos que se cumplen, que culminan que llegan a su meta exitosa o llena de aprendizajes, hoy en día el devenir de la existencia humana se encuentra distraída entre la tecnología y el consumismo exagerado; es por ello vital dejar a un lado por un momento lo que nos ocupa para quedar abstraídos en la nada en la soltura de la simple respiración de la existencia, de la vida, de lo que significa latir bajo un cúmulo de estrellas brillantes cual luz nos ilumina día y noche.

La vida es un fugaz elemento en esta cadena de acontecimientos, cuya verdad el hombre parece no comprender pues se resiste a aceptar su fragilidad elemental que le acompaña. Pertenecemos al polvo, tan solo somos polvo que retornaremos al viento un día, cuando nuestro ciclo llegue a su fin, cuando nuestros sistemas colapsen y se desintegren para retornar a nuestra casa en las estrellas.

El hombre en su amplio complejo de capacidades y conocimientos ha dejado evidencia histórica de su respeto ante la muerte, entendido como el cierre de ciclo vital cuya esperanza emerge con el renacimiento de nuevas fuerzas y posibilidades infinitas de vida terrestre y espiritual. Es por ello, que a lo largo del tiempo en las distintas culturas, doctrinas, civilizaciones y vestigios transmiten una y otra vez ese apego al tiempo, al culmen y al inicio de un “renacer” tanto de la vida como de la existencia, del cuerpo y de la mente; así como de los elementos externos de que se componen la vida para su supervivencia.

Son estas fechas en las que se celebra el nacimiento de la máxima representación del Ágape (en la persona sencilla de Jesucristo), en la que es importante trascender la vibración humana de ese acontecimiento sin importar la religión, visión y doctrina que se profese por cada uno; pues hay que recordar que una cosa es la institución fincada por los errores del hombre y otra muy distinta el verdadero y auténtico conocimiento y proceder del Espíritu Santo Creador. Estás fechas de paz y crecimiento personal, son una oportunidad para aplicar el verdadero auto análisis que nos ayude a dar cierre a un ciclo al tiempo que abrimos paso a nuevas expectativas sanas, visiones nuevas y planes congruentes con la naturaleza de la armonía, paz, respeto y amor (Ágape) en general, que tanto necesitamos y de la que el mundo muere de sed.

Es por ello que creo importante continuar con la antigua tradición de los Magos Alquimistas, pues así como ellos identificaron por medio de signos celestes, el nacimiento del Rey de los Judíos; les invito a reconocer dentro de nosotros mismos aquella parte de nuestro ser que nace de la pureza para recostarse en el pesebre de la humildad, factor intrínseco del ser que merece alabanza y reconocimiento de nuestro intelecto que bajo el lente del análisis es capaces de reconocer por medio de los signos espirituales el nacimiento de la virtud reinante que trajo esperanza y amor al mundo de este hombre viejo.

Así es como deseo que en cada uno de sus hogares reciban el nacimiento de esa Luz Crística tanto en sus corazones como en sus familias. Al tiempo que les invito a abrir la puerta a los regalos espirituales que en estas fechas se derraman al mundo y en cada corazón; aceptando el incienso de la oración en nuestras vidas, la mirra para embalsamar nuestras heridas y el oro para enaltecer nuestros logros personales que parten de la humildad. Y a partir de ahora cerrar un ciclo más de vida con agradecimiento y experiencia, esperando la apertura de un nuevo comienzo que nos faculte de la posibilidad certera de ser mejor personas, seres humanos y amigos del mundo que nos tocó gobernar.

Son los Deseos de su amiga alquimista Lileth Gazelle, para este 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s