“Guadalupe-Reyes” sin complicaciones por diabetes

Mantener un estilo de vida saludable, que incluya dieta, ejercicio y apego al tratamiento, permitirá disfrutar las fiestas al máximo a las personas que viven con diabetes.

Los excesos alimenticios propios de esta época pueden alterar la glucosa en sangre y generar complicaciones en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (DM2), las cuales podrían relacionarse con complicaciones cardiovasculares a corto y largo plazo.

Ante la cercanía del llamado maratón “Guadalupe-Reyes”, que inicia con la celebración de la Virgen de Guadalupe (12 de diciembre) y culmina con el Día de Reyes (6 de enero), es imprescindible que las personas tomen conciencia sobre la importancia de cuidar su alimentación, pues los excesos en bebidas y comidas propios de esta temporada pueden poner en riesgo su salud, especialmente la de aquellos que viven con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) o con enfermedades cardiovasculares, advirtió el Dr. David Solar Cafaggi, Gerente Médico de Boehringer Ingelheim México Centroamérica y El Caribe.

Explicó que, si bien las fiestas de Navidad y Año Nuevo son una excelente oportunidad para convivir con familiares, amigos y compañeros de trabajo, las transgresiones alimenticias que se acostumbran representan una potencial amenaza a la salud debido a que se altera gravemente el balance energético, es decir, el equilibrio entre las calorías que se consumen y las calorías que se gastan, en las actividades cotidianas, no es la más adecuada.

“De esta manera, al llegar al Día de Reyes, no es raro que una persona haya acumulado unos 4 a 8 kg que no tenía antes de las fiestas. Si a esto agregamos una disminución en actividad física, sobre todo en ejercicio, el cuerpo comienza a sufrir las consecuencias de los abusos de la temporada”, dijo el médico.

El también especialista en Medicina Interna y Nefrología, indicó que esta situación es más preocupante en personas con DM2. Se estima que 9 de cada 10 pacientes tienen sobrepeso u obesidad, lo cual complica el control metabólico, manifestado en la elevación de los niveles de azúcar en sangre de manera persistente (hiperglucemia), así como complicaciones a largo plazo conocidas como problemas micro y macro vasculares, que son las principales causas de consulta externa, hospitalización, discapacidad y muerte en esta población.

Asimismo, los pacientes con diabetes tienen una probabilidad de 2 a 4 veces mayor de sufrir un infarto agudo de miocardio o una embolia cerebral en comparación con quienes no viven con diabetes. Así, los excesos alimenticios de esta temporada, especialmente a expensas de carbohidratos simples y complejos y alcohol, complican aún más el reto cotidiano que enfrentan los pacientes con diabetes, y no es raro que durante esta época se saturen los servicios de urgencias en las instituciones de salud públicas o privadas.

En este sentido, indicó que la mejor estrategia para evitar la aparición de estas complicaciones es mantener un estilo de vida saludable que incluya un plan de alimentación adecuado, actividad física, automonitoreo de presión arterial y glucosa y, sobre todo, seguir el tratamiento prescrito por su médico.

“Quienes tratamos a adultos con diabetes disponemos de una gran variedad de opciones terapéuticas que incluye a los inhibidores del co-transportador sodio-glucosa tipo 2 (iSGLT2), entre ellos un medicamento de última generación de la alianza Boehringer Ingelheim-Eli Lilly que ayuda con el control de los niveles de azúcar en la sangre y protege el corazón de los pacientes reduciendo el riesgo de morir por un evento cardiovascular”.

Destacó que este antidiabético oral se encuentra disponible en combinación con otro medicamento innovador desarrollado por la Alianza, un inhibidor de la dipeptidil peptidasa-4 (iDPP-4), que ayuda a más pacientes a lograr adecuados niveles de glucosa en sangre. “Los mecanismos de acción de ambos fármacos, sumados en una sola tableta, favorecen un mejor control glucémico, o cuando el paciente persiste con descontrol glucémico grave a pesar del tratamiento que está usando”.

No obstante, el Dr. Solar puntualizó que cada persona que vive con diabetes siempre tendrá que ser evaluado por un especialista, ya que éste será quien prescriba el tratamiento adecuado para cada perfil de paciente.

El especialista señaló que, a pesar de que esta temporada de fiestas está acompañada por un sinfín de “antojitos, una persona con DM2 puede comer de todo, el éxito está en controlar las porciones; apegarse a su tratamiento, tomar suficiente agua e ingerir alimentos en las proporciones que se encuentran en el “Plato del Buen Comer”.  Al respecto, compartió 5 tips que les permitirán prepararse para este periodo sin complicaciones:

1.      Para algunas personas puede ser útil alimentarse y sentirse satisfecho antes de asistir a una posada, fiesta o cena, para así evitar los excesos. Para quienes esta estrategia no funciona, o peor, los pone en riesgo de comer doble, es recomendable consumir porciones usuales de alimentos durante las reuniones y no excederse.

2.      Se debe evitar el consumo de platillos fritos o gratinados por su considerable contenido de grasas saturadas. Es preferible consumir platillos con ingredientes frescos y cuyas preparaciones sean horneadas, asadas o al vapor.

3.      Evitar mermeladas, harinas refinadas, fruta cristalizada, en almíbar, jugos y refrescos. Es preferible consumir postres preparados con harinas integrales, semillas o nueces, siempre en porciones pequeñas.

4.      Es prudente preguntar al médico si se pueden ingerir bebidas alcohólicas y de qué tipo. Estas bebidas alcohólicas tienen hidratos de carbono que se convierten en glucosa rápidamente, además que su acción puede interferir con la acción de algunos medicamentos.

5.      Bailar es una excelente manera de convivir con amigos y familiares, al tiempo que se queman hasta 100 calorías en 30 minutos. La Asociación Americana del Corazón recomienda el baile como ejercicio aeróbico para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El Dr. Solar recordó que no hay razón para que las personas con diabetes dejen de disfrutar las celebraciones decembrinas. “Para el paciente es fácil e importante planear todas sus actividades, así como preguntar al médico sobre su riesgo cardiovascular y cuáles son las recomendaciones terapéuticas disponibles para prevenirlo, hacerse responsable de su autocuidado, y fijarse metas y estrategias para cumplirlas. Esto le ayudará a mantener su enfermedad bajo control en cualquier momento del año, al tiempo que tiene una vida plena”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s