La nueva agricultura en el mundo 

El riesgo económico impide a los agricultores cambiar los cultivos por los que sean mejores para la tierra en países como Camboya.

En las provincias de Camboya, lechuga, maíz y frijol mungo son plantados uno al lado del otro. La mezcla de productos es perfecta para ensaladas de todo el mundo y también para un experimento económico.

Esta manera de cultivar la tierra intercambiando los plantíos, da pie a alimentar el suelo con una dosis de nitrógeno. Los frijoles mung proporcionan el nitrógeno necesario. Las raíces de las plantas de maíz evitan que el suelo se vuelva demasiado compacto y los tallos de maíz altos dan sombra a la lechuga cuyas delicadas hojas podrían marchitarse fácilmente bajo el resplandor brillante del sol casi ecuatorial. 

Si las personas preocupadas por el suelo se permitieran cuidar de la base de sus ingresos en el futuro inmediato, ayudarían a la tierra por medio de sembradíos que estimulen y el nitrógeno haría el trabajo de devolvernos cultivos con resultados interesantes. 

El suelo pobre, producto de décadas de nutrientes que las prácticas de cultivo del arroz que extraen de él, necesita ser reconstruido lentamente con el tiempo para ser lo suficientemente saludable como para mantener una producción de vegetales consistente. 

Camboya es notoriamente pobre por muchas razones: en parte debido a la rápida deforestación del país, aunado a esto, los años de uso generalizado de pesticidas pesados ​​y la sobreplantación del mismo cultivo, ahogan el suelo por cultivar arroz año tras año, ya que tras los monzones de esta región, irrigan los sembradíos naturalmente al cultivo de agua. 

Luego de la guerra civil tras del recordado genocidio en la década de 1970, el sector agrícola de la nación no recibe recursos o subsidios del gobierno. Por lo que la mayor parte de la agricultura es de subsistencia, siendo y el arroz la opción natural como elemento básico de la dieta camboyana.

Los agricultores, representan en Camboya el 40 por ciento de la población y son extremadamente pobres. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, la agricultura es fundamental para la reducción de la pobreza y la erradicación del hambre en Camboya.

La agricultura del mundo en el futuro 

La agricultura de precisión será la manera de sembrar nuestros alimentos y esta emplea tecnologías de la información para asegurar que el aumento de la productividad de los cultivos se produzca protegiendo el suelo y los propios cultivos.

Su impacto será importante en muchas naciones. Por ser autosuficiente implicará el uso de máquinas automáticas que excluyan el trabajo humano. En consecuencia, las máquinas reducirán el coste de la agricultura con maquinaria manual o mayor implicación humana, ahorrando con ello tiempo que podrá emplearse por la mano de obra humana o la maquinaria manual para completar una tarea determinada en un periodo determinado. 

Tractores autónomos manipulados con ayuda programas informáticos para que el tractor entre en el campo a cosechar o arar, será la manera en la que el rendimiento de los campos se verá beneficiado. Como resultado, el granjero podrá trabajar a gran escala con pocos o ningunos operarios humanos, aumentando al mismo tiempo producción de cultivos.

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s