Un mundo de parejas que no desean tener hijos ¿Hacia dónde nos dirigimos? 

Privarte de la necesidad biológica de nuestro yo primitivo es una constante en nuestros tiempos, por lo que muchas parejas optaron por no traer más humanos al mundo. 

La realidad de nuestros días es dura, las sociedades cambiaron y todo el tiempo escuchamos que las parejas no desean casarse y menos, tener hijos. Pero, ¿a qué se debe este impacto de pensamiento generalizado?

Las crisis económicas Globales es uno de los motivos más contundentes en la negativa a convertirse en papás de las nuevas generaciones, esto comprende a un cambio en las prioridades de ciertos matrimonios, la tasa de natalidad ha descendido en Occidente de forma considerable durante los últimos años, a fin de estabilizar de forma desmitificada la sociedad de hoy en día. 

Absolutamente todos conocemos por lo menos, una pareja que no desean ser padres, ya sea heterosexual o no, las familias ‘Dinks’ (Double Income No Kids, por sus siglas en inglés) ya son un modelo de pareja habitual que no sólo está creciendo en los países desarrollados, sino que socialmente es cada vez más aceptada.

Principales razones de preferir envejecer sin hijos

Estudios en todas partes del mundo indican que los matrimonios disminuyeron y los divorcios crecieron y México es uno de los involucrados

Es un hecho que desde la década de los 70, se veía una tendencia a la alza del incremento de parejas que no deseaban tener hijos. La razón es simple, el sufrimiento que esas personas adultas recuerdan pasar por el desgarrador episodio de los padres en disputa por un divorcio, el bulling, la falta de oportunidades por la creciente población y las crisis económicas, de agua, hambre e inseguridad en el mundo, orillaron a estas personas a decidir por un camino que en la década anterior a la mencionada donde la familia nuclear era la tendencia, dejó de ser su la mejor opción. 

“No quiero que mis hijos vivan en un hogar roto en caso de haber un divorcio”, “No me gustaría que mis hijos sufrieran en el colegio como me ocurrió a mí”, “No quiero…”, “Me da miedo…”, “Prefiero que nuestro dinero sea para nosotros y no se desvíe en los cuidados de otro ser humano.”

Hay quienes sin embargo, cumplen los deseos de otros al ser padres. Es el caso de todos aquellos que colman en un hijo el reflejo de sus insatisfacciones o crían hijos por presión social o familiar.

Situación económica

Las tendencias de pareja y natalidad se han visto transformadas por el clima financiero en el mundo. La crisis humanitaria del traslado de personas de un país a otro ha influído en el tema de no querer ser padres, ya que para ellos es más fácil el traslado de un sitio a otro, sin tener una tercera persona por quien preocuparse. 

La incertidumbre laboral, la actual situación de desempleo o un sueldo irregular, llevan a muchas parejas a reconsiderar el tener hijos y este es un constante martirio para muchos que sí toman en cuenta la paternidad muy a futuro, aunque los nuevos roles en la sociedad o la familia, no les permitirá crear una familia nuclear y prefieren argumentar, “no deseamos ser padres” a tener que dar la cara a la realidad que se vive en muchos países. 

Libertad femenina

Los años 80 vieron despertar el progreso de la mujer en términos laborales y económicos. Postergar el proyecto de ser madres les llevó a dejar de lado ser “mamá de…” y preferir, “yo soy, me dedico a… y mis logros son…” en pos de una mayor evolución personal y profesional.

Esta tendencia sucede en en grandes urbes donde las oportunidades laborales son más frecuentes y al “hombre trabajador” y al “ama de casa” se les erradicó casi por completo. 

Evasión contra realidad

Ante la adversidad, estas parejas reciben constantemente críticas por parte de quienes la paternidad les viene a bien, sin embargo, ellos siguen firmes en su decisión donde la el cambio climático, las crisis económicas, el aumento de enfermedades como el cáncer o el alzheimer y la posibilidad de enfermedades hereditarias les da argumentos de peso para evadir la paternidad con un pensamiento consciente de la realidad del mundo.

Conciencia

Parejas constantemente viajando por negocios, mujeres que trabajan en otra ciudad, matrimonios que se propusieron ver de primera mano el mundo, así como mentes inquietas que desean continuar estudiando sabiendo cada día más, son conscientes de que  un hijo no encaja en sus planes de vida.

Aunado a esto vemos las manchas urbanas crecer cada día más. Hace algunos meses, escribimos un artículo donde mencionamos el crecimiento del municipio de Naucalpan en los últimos 20 años. Esta es una realidad que si no la miras con objetividad y desde las alturas, es prácticamente imperceptible. 

Este aumento de población llevó a ciertas parejas a examinar a la posibilidad de adoptar, contribuyendo a un mundo desigual al que sumar un hijo no beneficia a la humanidad en lo absoluto, en un mundo donde dichas parejas reprochan a otras que engendran los propios, de pensamiento egoísta e inmaduro.

“Sin hijos por elección” es un lema acuñado por numerosa organizaciones que apoyan a muchas parejas que no desean tener hijos, exponiendo las muchas causas que existen para justificar tal fin.

Para finalizar el texto, debemos ser realistas con nuestro entorno, ya que es un hecho que las generaciones cambian y la propia evolución de nuestro yo consciente, nos da un camino en el que una mayor determinación a la hora de elegir lo que queremos, es lo que podemos apreciar de nuestros tiempos. La paternidad es maravillosa desde el lado que la quieras ejercer, ya sea que eligieras una familia monoparental, nuclear o incluso con tus mascotas, es parte de ti y de lo que al final del día tú necesitas, así mismo como elegir no ser padre o madre, no es reprochable en lo absoluto. La libertad determina tu causa siempre y cuando no conviertas la libertad de tu elección, en una regla para los demás, porque no para todos funciona igual. 

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s