Esclavitud moderna: ¿Consumes estos productos? Contribuyes con ella 

Aunque parezca mentira aún existe la esclavitud.

Muchas veces creemos que por vivir casi en 2020 no existe la esclavitud y esto es un error. Hoy día existen más de 25 millones de mujeres, hombres y niños que viven en condiciones de esclavitud, es decir, 3 de cada 1.000 personas en el mundo.

A ellos se agregan los más conocidos, la trata de seres humanos, la servidumbre por deudas y el trabajo doméstico forzoso. con la ayuda de organizaciones activistas y gobiernos en conjunto se lucha en contra de estas formas de esclavitud, aunque la realidad es que si te preguntas a dónde va la gente que a menudo desaparece, prepárate, la mayoría va a manos de esta industria multimillonaria en crecimiento. 

Este mal existe en todos los países, desde los más avanzados, hasta lo que no lo son, ya que más de un millón y medio de personas viven en condiciones similares a la esclavitud en Europa, América del Norte, Japón y Australia, de acuerdo a la Estimación Mundial sobre el Trabajo Forzoso 2012.

Aunque parezca mentira la  explotación sexual no encabeza la lista de la rama de explotación en el mundo, ya que el grueso de las personas víctimas de la esclavitud trabajan en industrias como la agricultura, la pesca, la construcción, la manufactura, la minería, los servicios y el trabajo doméstico.

La esclavitud moderna genera ganancias anuales de más de 150.000 millones de dólares, lo cual equivale a la suma de las ganancias de las cuatro empresas más rentables del mundo, de acuerdo al reporte de las Ganancias y Pobreza: Aspectos Económicos del Trabajo Forzoso

Este problema nos inmiscuye a todo el mundo, ya que aunque no incurras en un delito directamente, sí caemos en un error al consumir ciertos productos y generar servicios que tal vez jamás imaginaríamos que serán un hilo conductor del problema. 

Seguramente trabajas en una empresa donde te enfrentas a una competencia desleal por parte de otras empresas sin escrúpulos. Ellas por lo común se benefician de las ganancias de la esclavitud moderna. Salarios de hambre o las nulas prestaciones, son un ejemplo de ello. Con estas prácticas, los gobiernos pierden valiosos ingresos provenientes de los impuestos y con ello enfrentan enormes costos legales para enjuiciar los casos de esclavitud moderna, porque así se llama a esta práctica. En un mundo perfecto, estos recursos podrían ser invertidos en servicios públicos como educación, atención médica o transporte público. Sin embargo gran parte de los mismos gobiernos juegan un papel importante al negarse voltear a ver este tipo de esclavitud, ya que de ello sacan jugosas ganancias sus jugadores, que jamás ven la luz de ayuda a manera de beneficio público. 

Por desgracia y como seguramente ya te imaginaste, los países con alto desarrollo son quienes se benefician constantemente de esta mala práctica, de acuerdo al reporte de  Ganancias y Pobreza: Aspectos económicos del trabajo forzoso, OIT (2014)

Hay casos en el mundo más agresivos que los que mencioné anteriormente, ya que la esclavitud moderna también se refiere a aquella condición por la cual, en la actualidad, una persona es obligada a trabajar en condiciones infrahumanas sin que pueda negarse debido a la coerción, las amenazas o el abuso de poder, entre otros.

Tan sólo imagina que en la actualidad aún hay personas que se ven obligadas a trabajar por la fuerza por organizaciones, gobiernos o individuos en diferentes contextos como campos de concentración, explotaciones agrícolas, fábricas, barcos pescantes.

¿Qué consumo en mi día a día que afecta a estas personas?

Pesca

Por desgracia quienes consumimos mariscos somos parte del problema. Los gobiernos y las bandas pesqueras que entran ilegalmente a otros países como el caso de los asiáticos llevándose el producto Mexicano, en su mayoría son forzados por organizaciones que obligan a personas a trabajar contra su voluntad en barcos en condiciones tremendamente denigrantes o bien bajo contratos leoninos que les obliga a desempeñarse como esclavos. 

Trata de personas

No sólo las personas que hacen trabajo doméstico son las afectadas. ¿Te gusta la pornografía? Lamento informarte que contribuyes con el problema de manera brutal. Esta es una situación que ocurre frecuentemente con personas migrantes.

¿Consumes drogas? Hablo de la que sea, desde cannabis, hasta lo que quieras. 

Seguramente has escuchado que hay quienes dicen que la responsabilidad de quien las consume recae en ella misma. Así es, también la sangre de miles de personas que mueren al ser reclutados a la fuerza por este tipo de negocio. Tal vez creas que ellos son quienes acceden a ser parte de ello, tal vez no has escuchado las historias de los engaños para que los jóvenes caigan en su red de distribución o a las de los ingenieros químicos secuestrados para que trabajen en contra de su voluntad. Finalmente este es un negocio piramidal en el que cuando la base se debilita es eliminada de manera rápida y sin escrúpulos. 

Trabajo infantil 

¡Bonito el nuevo teléfono que tienes! ¿Sabiás que las pilas están hechas con materiales como el cobalto para las baterías de litio son extraídos por pequeños introducidos en minas? 

La industria de los gadgets va en aumento y con ella la esclavitud moderna afecta a los niños de manera atroz. Cáncer, malos tratos, desnutrición, actividades infrahumanas llevan a la muerte a estos pequeños sin culpa al interior de la tierra en contra de su voluntad, ya que muchas de las baterías de nuestros móviles y tabletas nacen de las minas del Congo, del abuso laboral y de la explotación de cada vez más menores en esa zona. 

De acuerdo al medio, EL MUNDO se dio a conocer este Viaje al infierno del coltán y ahora es Amnistía Internacional quien lo pone encima de la mesa.

Matrimonio infantil forzado

Los usos y costumbres son en todo el planeta, por desgracia esto alcanza también a los humanos pequeños que son obligados a dejar lo que conocen para ir a sitios donde son explotados sexualmente y obligados a trabajar en casa. 

En su mayoría estos matrimonios ocurren por intereses y frecuentemente lleva implícito para ellas una situación de servidumbre e incluso maltrato. Ocurre en todos los lugares, como en Mozambique, donde alrededor de un 21% de la población femenina contrajo matrimonio antes de cumplir los 18 años y donde recientemente se ha aprobado una ley que lo prohíbe. Así mismo a causa de pobreza extrema, las familias venden a sus hijas. También se ve en algunas comunidades religiosas, donde las familias arreglan estos matrimonios donde el uso de los menores es transformado por ejemplo, en alianzas.

¿Cómo podemos ayudar a combatir la esclavitud?

Aunque el problema parezca estar lejos de nosotros, la realidad es que absolutamente todos conocemos un amigo que trabaja en condiciones que no desea, bajo malos tratos, gritos, un ambiente de odio y malas prácticas, con un salario absurdo además de trabajar sin prestaciones. En este caso por ejemplo, podríamos ayudar a colocar a esas personas en otros sitios donde las condiciones sean óptimas para esa persona. 

Por más que nos duela, la gran mayoría de las veces, los niños que piden limosna en la calle, son pequeños esclavos que trabajan para alguien sin escrúpulos. Aquellos a quienes los vemos acompañados de un adulto quien creemos erroneamente que es su ”familiar” no lo es. Así que con todo el sentimiento de culpa guardado en lo más recóndito de nuestro corazón, no debemos contribuir en dar dinero.

La siguiente recomendación es simple, evoluciona y no consumas pornografía. 

Otro consejo, sí, nos encanta poseer el gadget más novedoso y hasta cambiarlo cada año, pero ahora sabes lo que conlleva comprar uno nuevo, así como baterías recargables y de más accesorios que tengan que ver con el material para manufacturarlas, por ello es que la manera más sensata de evitar este problema, es bajar el consumo de estos productos al mínimo si es posible. 

Para finalizar, existen organizaciones que se dedican a ”defender” los derechos humanos de las personas afectadas por este mal, pero también ahí se inmiscuye la mafia, como por ejemplo las casas donde acogen a niños desamparados, los cuales son beneficiados por empresas de gran prestigio con productos en especie, los cuales son vendidos para beneficio de las personas que los manejan, por lo tanto, jamás llegan esas donaciones a los pequeños que viven allí, por lo que te recomiendo investigar a conciencia a quien donas o brindas ayuda, ya que aliviar nuestra sed altruismo a veces no es suficiente. 

Espero que con este post  hagas conciencia y colabores para evitar este problema. 

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s