Todo Vegano que se respete no se viste de Gucci & Louis Vuitton

La frase “De la Moda lo que te acomoda”, también incluye ideas, tendencias y costumbres de cada persona

Un Boom contradictorio para la mente y el prestigio de todo “Vegano” es pasearse por las calles, luciendo cualquier prenda made in China de la firma prestigiosa Gucci o Louis Vuitton. Y es que poco difundido y a silencio forzado es que la fama de dichas firmas se ha enfrentado con la lente curiosa e incómoda de un par de reporteros alemanes, quienes con el afán de catapultar notas que acaparen la atención mundial ha puesto en entredicho la buena ética de las marcas italiana y francesa al exhibir el modo cruel y sin mesura con que son tratados, miles de vidas de inocentes animales criados en cautiverio en granjas chinas, para el uso exclusivo del consumo industrial de la moda. Animales que van desde conejillos, zorros, cocodrilos hasta las más exóticas pieles; se pueden obtener con contratistas en los suburbios del mercado negro que abunda en territorio chino, sin regulación ni ética mucho menos calidez humana.

Por supuesto que la anterior información no es expedida por ninguno de los administradores de prestigiosa marca, quienes en el video “El lado oculto del Lujo” perteneciente a la cadena alemana Deutsche Welle; responden a la variedad de opiniones con evasivas y diálogos sin cause a la verdad cuando se les cuestionan dichas condiciones y contrariedades. La falta de compromiso autentico es evidente y aún más la incongruencia con que la campaña de marketing les maneja ante la mira de un público que no paga un par de euros o dólares por prendas que se venden como exclusivas.

Sé que la nota es un golpe duro para el campo de todo “Vegano”, quién cuidadoso y armónico trata de defender a toda costa el derecho y la libertad de los más indefensos en la cadena alimenticia terrestre. Sin embargo, la costumbre e ideología del vivir libre de hormonas, sangre y sufrimiento animal se expande a terrenos más allá del consumo diario de carnes rojas. Trastocando el diario devenir de la tendencia en moda donde en un país como México resulta ser un tema delicado pues las nuevas generaciones y niveles de la sociedad se destacan y se dejan llevar por la marca, sin conocer de origen sus manejos reales. Es aquí cuando el dicho popular que dicta: “Tanto peca el que mata a la vaca como el que le agarra la pata” salpica de complicidad a todo aquel que lleve puesta una leve prenda made in Gucci o Louis Vuitton, pues los ingresos monstruoso que perciben año con año ambas compañías, no les sirve de nada destinarlos a campañas de psudo apoyo al ambiente, cuando en la oscuridad del mercado ellos mismos son los portadores de tanto sufrimiento animal.

Lileth Gazelle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s