Una madre donó su leche materna tras la triste pérdida de su bebé 

La vida nos da reveses y a veces, una segunda oportunidad de ser la mejor versión de nosotros mismos. 

Un hijo deseado es la más hermosa representación del amor vuelto carne y huesos con nuestro ADN. Por ello una madre no dejó pasar la oportunidad de compartir este sentimiento tras perder a su bebé y regalar su leche materna a quien lo necesitara. 

Nadie que no haya pasado por el trauma tan doloroso de perder un hijo puede narrar lo desgarrador que resulta mantener la esperanza de algún día ver la tragedia con otros ojos, aunque hay quienes son tan valientes como para transformar el dolor en más amor para compartir, este es el caso de Sierra, quien tras perder a su bebé a causa de una anomalía genética, decidió donar su leche materna a otros bebés que la necesitaran, en un precioso acto de generosidad con la humanidad.

Sierra Strangfeld estuvo embarazada de su segundo bebé, cuando se propuso que en esta ocasión haría todo lo posible por amamantarlo de forma exitosa. A través de una emotiva publicación en su cuenta de Facebook, la madre cuenta que la idea de volver a amamantar la emocionaba mucho. Sin embargo, a veces nuestros planes no son lo que esperamos y a la mitad de su embarazo descubrieron que Samuel, el bebé que estaba esperando, tenía una anomalía congénita llamada trisomía 18, que consiste en un trastorno genético en el cual una persona tiene una tercera copia del material del cromosoma 18, en lugar de las dos copias normales.

“Cuando supimos el diagnóstico de Samuel, supe que amamantarlo no sucedería. Otra esperanza que fue arrebatada de mí”, dijo en su publicación, Sierra. 

Sin querer, los mensajes de Sierra se volvieron virales y la gente comenzó a dar apoyo moral a la mujer.

“Antes de que Samuel falleciera, me dije a mí misma que me extraería mi leche materna para donarla. Después de todo, mi hija Porter recibió leche donada durante más de su primer año de vida. No pude salvar la vida de Samuel, pero podría salvar la de otro bebé.

Extraerse leche no es para los débiles. Es duro. Mental y físicamente. Y lo es aún más cuando no tienes un bebé.

Había momentos en los que me sentía enojada porque, ¿por qué mi leche tenía que llegar cuando no tenía ningún bebé qué alimentar? ¿por qué me despierto en mitad de la noche para hacer esto? Otra parte de mí sentía que era la única cosa que me conectaba con Samuel aquí en la Tierra. ¡Espero que él esté orgulloso de mí!

Me extraje leche durante 63 días después de su nacimiento. No tengo una producción grande, pero lo hice.

Y hoy, en la que habría sido su fecha de parto, doné mi leche a los bancos de leche materna de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales por primera y última vez. Caminar por los pasillos del hospital fue simplemente otro paso en mi proceso de curación. Y sé (porque lo sentí) que Samuel estaba ahí conmigo.”

A pesar de no tener una producción alta de leche, Sierra se siente muy orgullosa por donar leche materna, además de que compartió su historia para crear mayor conciencia acerca de la trisomía 18, la condición que padecía Samuel y que le inspiró a fundar “Smiling for Samuel” (Sonriendo por Samuel), una organización sin fines de lucro que ayuda a dar a conocer información sobre esta anomalía genética.

Una historia que seguramente inspirará a muchas otras mamás a dar amor a quienes lo necesitan. 

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s