¿De qué alimentos obtienen los veganos las vitaminas?

Se debe llevar un proceso, una disciplina en la alimentación y que ésta sea la adecuada.

Una de las ventajas de vivir en países capitalistas o de centro-izquierda es que la gente decide qué hacer de su vida y dentro de ésta, determina qué comer, qué dieta sigues o si optas por comer de todo -incluso sin medida alguna- con el consecuente peligro que podría ser para tu cuerpo y mente.

En las grandes metrópolis o ciudades en desarrollo se observa el fenómeno que ya no es tan fácil engañar a la gente -sobretodo a la gente joven, la que tiene alguna profesión o estudios de nivel superior no terminados-. Y es esa gente la que hace los cambios, entre ellos está el de la dieta alimenticia. Los veganos (con sus variantes) son un ejemplo claro y contundente.

Y no sólo es autollamarse vegetariano al ciento por ciento o vegano. No es así. Se debe llevar un proceso, una disciplina en la alimentación y que ésta sea la adecuada, con el fin de que el cuerpo se sienta fortalecido y prevenga decaimientos o enfermedades. Y es ahí donde entran las vitaminas, un conglomerado de componentes necesarios y de los que los veganos deben tener presente.

¿Consumes con regularidad los conocidos frijoles, verduras, lentejas? Estás en el camino correcto, porque logras, a través de esos alimentos, un gran número de proteínas. Pero no es todo.

¿Te gusta y a menudo consumes aguacate? Pues acertaste nuevamente, porque ese fruto contiene las vitaminas C, E y K, también de B5 y B6, además de potasio y de otras en menores cantidades. Es un fruto muy completo.

¿Qué tal los chícharos? Si los consumes tendrás hierro, magnesio, fósforo, vitaminas A, C y K, además de otras propiedades como fibra, tiamina y ácido fólico.

Las almendras, por si no lo sabías, son una gran fuente de vitamina E, mientras que la leche de soya te proporciona vitaminas A, D y B12.

La famosa vitamina B12 -de la que hay un debate aun no terminado- se dice que se puede adquirir, además de las leches veganas, en el jugo de naranja y la levadura nutricional. No obstante, hay quien recomienda, para los veganos y vegetarianos en general, consumir un suplemento vegano (píldora con esa vitamina).

Empero si ingieres regularmente frutas y verduras estarás consumiendo vitaminas hidrosolubles, es decir, vitaminas C, del complejo B, así como vitaminas  liposolubles como Beta carotenos, además de la A, E y K.

Un ejemplo más podría ser el jitomate rojo. Éste contiene A, B 1, B2 y C, además de fósforo, potasio y calcio. Comer un jitomate en rebanadas por la mañana le beneficiará enormemente y estará previniendo graves enfermedades como cánceres de mama, de la próstata o de páncreas o la diabetes, entre otras. Intente consumir jitomate (sea de bola o guajillo o de otra presentación) y te gustará.

Es necesario apuntar que todos los humanos necesitamos vitaminas, pues de otro modo sería prácticamente imposible desarrollar nuestras actividades diarias. Y hay que saber equilibrar su consumo, porque -aunque no lo crea- un exceso de algunas vitaminas podría ser contraproducente para el cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s