Garbanzos con chocolate negro: El postre perfecto 

Con un sabor neutro que gusta a casi todo el mundo, el garbanzo es una legumbre que no sólo se come en su versión salada, sino también es ideal para convertirlo en una golocina saludable y dulce. 

El chocolate negro, por su parte consumido con moderación y eligiendo siempre un alto porcentaje en cacao y el mínimo azúcar, también cuenta con buenas propiedades. 

Perfecto para tomar con el café, si eres adulto y como un buen snack para el colegio en caso de los niños, este placentero alimento te da lo que necesitas para saborear a la hora de que el hambre pica. 

Lo importante en esta receta a tomar en cuenta, será invertir en un buen chocolate de calidad.

Ingredientes

Porción para  6 personas

  • Garbanzos cocidos en conserva 400 g.
  • Canela molida 1 cucharadita (o al gusto)
  • Vainilla en polvo 1/2 cucharadita (o al gusto)
  • Chocolate negro mínimo 70% 120 g.

Modo de preparación

  • Tiempo total 55 m.
  • Elaboración 5 m.
  • Cocción 50 m.
  • Reposo 1 h.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja de tu elección para el proceso. Escurrir el líquido de los garbanzos, en caso de usar en conserva. Ahora guarda este y no lo tires para futuros usos, en caso de que lo quieras aprovechar. Enjuagar la legumbre bajo el grifo en un colador y escurrir bien.

Quitar la piel para lograr una textura más homogénea y crujiente. Una vez listos, mezclar en un recipiente con la canela molida y vainilla en polvo u otras especias de repostería al gusto.

Extender en la bandeja en una sola capa y tostar a media altura durante unos 40-50 minutos, removiéndolos de vez en cuando. Si empiezan a saltar muy pronto, bajar la temperatura del horno. Retirar y reservar.

Preparar una bandeja o fuente con papel aluminio. Derretir el chocolate al baño maría hasta que esté bien homogéneo (búscalo en las tiendas de dulces o materias primas por kilo) y liso, suave, procurando no introducir aire. Agregar los garbanzos y remover con suavidad para cubrirlos bien.

Repartir en la bandeja formando pequeños montoncitos, para hacer “molotitos”, o echándolos en una sola capa si preferibles tener unidades sueltas. Dejar enfriar hasta que se sequen por completo y el chocolate se haya solidificado.

NOTA: Si gustas revolcarlos en un poco de cacahuate triturado, amarás la combinación y agregas propiedades nutricionales al postre.

¡Listo! Tienes una receta deliciosa para consentirte al natural.

Artículo original de revista directoalpaladar.com

Por: Azenet Folch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s