UNAM: Alertó por el uso de productos energéticos

Porque lo “naturista” a veces es un fraude, es mejor informarse previo al consumo de ciertos productos. 

La Universidad Autónoma de México, (UNAM), alertó sobre el incremento de consumo de bebidas energéticas, fármacos y productos naturistas, en quienes son afectos a acompañar su dieta alimentaria con este tipo de artículos que incrementan su aparición en el mercado actual y es que es un hecho, las repercusiones en la salud debido al consumo de productos “naturales”, va en aumento. 

Bebidas energéticas: 

Existen productos médicos y naturales que se venden en México para ayudar a las personas a permanecer en estado de ‘alerta‘ sin necesidad de mantener hábitos saludables de descanso y sueño.

Estos son en su mayoría proporcionados sin restricciones a gente en cualquier establecimiento (tienditas), menores de edad, e incluso son parte de la mezcla de recetas en las bebidas alcohólicas más populares entre la población joven. Por ello es que la UNAM alerta sobre el consumo desmedido de estas bebidas, las cuales tienen serias repercusiones en quienes las consumen desmedidamente. 

Fármacos y productos naturales:

La UNAM también advirtió sobre la mercancía que promete estar hecha a base ‘de’. Paul Carrillo Mora, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) develó que el crecimiento desmedido en el consumo de estos productos se debe a que se venden sin control en el mercado.

Debemos saber sin temor a equivocarnos, que los beneficios de los antes mencionados, no son comprobados científicamente, además de que su consumo sin medida podría provocar efectos secundarios como boca seca, dolor de cabeza, ansiedad, entre otros.

Carrillo Mora, aseguró que las sustancias pueden tener efectos mixtos e inconscientes sobre algunos aspectos de la cognición, en especial sobre la atención y la memoria.

Ante la situación, el universitario de la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM recomendó utilizar otros métodos no farmacológicos para impulsar el rendimiento cognitivo, como hacer ejercicio, tener hábitos de alimentación saludables, dormir por lo menos de 6 a 8 horas diarias, la lectura, entre hábitos otros más.

Recomienda también, eliminar malos hábitos como el tabaquismo, alcoholismo y otras adicciones.

Energetizantes con alcohol, la peor mezcla

Las leyes que permiten la venta de bebidas energéticas en México han hecho caso omiso y al contrario de bajar las ventas de dichos productos, han conseguido obtener popularidad en venderlos para mezclarlo con bebidas alcohólicas. Sin embargo, la controversia y las advertencias de años atrás, se han echado por la borda a causa de las millonarias pérdidas que implicaría el dar atención regulatoria en materia sanitaria a dichos consumibles. 

Este tipo de productos que se comercializan especialmente en bares, discotecas, restaurantes y tiendas de conveniencia deben contener alcohol etílico en proporción de 2 por ciento y hasta 55 por ciento, según lo establecido en la Ley General de Salud, el Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios y la NOM-142-SSA1/SCFI-2014 Bebidas Alcohólicas.

Es una realidad que el consumo de bebidas energéticas y deportivas ha reportado un incremento de 66 por ciento en México, de acuerdo con el Inegi, en tan sólo la última década. 

La meta

De acuerdo con reportes del Centro Médico Nacional Siglo XXI, los cuales revelan que los pacientes que llegan a las salas de urgencias con algún padecimiento cardiaco tras haber ingerido bebidas energizantes, son principalmente adeptos a ingerir bebidas con  ingredientes como cafeína y taurina. Dichos pacientes, presentan deficiencias en la coagulación, palpitaciones y en algunos casos no tienen conocimiento.

Consumir un energizante de 500 mililitros es similar a tomar dos cafés espresso y 12 cucharadas de azúcar.

La Profeco y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) establecen el límite máximo de cafeína para un adulto de 300 mg diarios y la ingesta de bebidas con este ingrediente no debe rebasar los 165 mg por día, ya que el exceso en el consumo de este producto puede generar efectos adversos en el sistema nervioso, la presión arterial y el sistema cardiovascular.

Es un hecho que la meta si bien, no es desaparecer estas bebidas del mercado, le vendría a bien una regulación rigurosa para que podría hacer la diferencia entre pasar una noche divertida en compañía de los amigos o ir directamente al hospital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s